Por Catalina Yob
12 octubre, 2017

A pesar de que el intrépido hombre podría incluso enfrentar acciones legales a raíz de lo que llevó a cabo en el recinto, todo valió la pena ya que ella dijo “Sí”.

Un día como cualquier otro, Chris llevó a su novia Marybeth hasta las dependencias del icónico Museo Metropolitano de Arte ubicado en la ciudad de Nueva York. Desde un comienzo la instó a que sería un entretenido paseo, en el cual podrían disfrutar de las maravillas que ofrece uno de los museos con mayor renombre a nivel mundial.

Cuando ambos presenciaban la obra de Picasso, Chris se arrodilló y sacó un gran anillo de compromiso que había estado guardado todo ese tiempo en su bolsillo. El inédito hecho tomó por sorpresa a Marybeth, quien quedó aún más sorprendida al ver que en la pared yacía colgado un pequeño cuadro que ilustraba el maravilloso momento de la petición y el cual mostraba a la mujer con un vestido increíblemente similar al que vestía ese día.

Kelly Joyce
Kelly Joyce
Kelly Joyce

Minutos antes de que la pareja llegara hasta el lugar en donde se ubican algunas de las obras de Picasso, el hermano y cuñada de Chris habían colgado la pintura sin llamar la atención de los guardias del museo. Cuando Chris y Marybeth llegaron hasta donde se ubicaba su retrato, el joven se arrodilló y le pidió matrimonio a su novia de largos años, quien rompió en llanto ante tal maravillosa propuesta.

A pesar de que no han surgido repercusiones por parte del recinto, la acción llevada a cabo por el ahora novio, podría ser sancionada e incluso valerle la prohibición de ingreso, debido a que el cuadro fue posicionado al lado de una de las obras más costosas del artista español. 

Kelly Joyce
Kelly Joyce

“Sabía que usaría ese vestido porque le pedí a su mamá que lo comparara para ella hace un par de días. El día del museo la convencí de usarlo. Intenté pedir permiso a varios museos, pero todos me rechazaron por lo que sin autorización, decidí llevar a cabo la propuesta en uno de los museos más grandes”.