Por Valentinne Rudolphy
7 agosto, 2015

¿Te parece de otro mundo que solo nos juntemos a hablar, en vez de besarnos de inmediato?

Hace no mucho, el mundo virtual no era tan amplio y expuesto como ahora, por lo que conocer a alguien realmente era un trabajo literal: conversar con la persona y encontrarse, en un proceso sobre saber quién es el otro, cuáles son sus gustos y qué hacían. Pero hoy, hay muchas cosas que puedes saber solo con ingresar su nombre en alguna búsqueda, y tienes esa información de «conquista» en tu pantalla.

Cuando lo planteas así suena un poco frío, ¿no te parece? Pero es tal como funciona la realidad, porque la manera en la que nos conocemos y nos comunicamos ha ido cambiando, con aparatos tecnológicos de por medio, aunque no tiene nada de malo, pero sí es muy raro que ahora, tengas en frente a alguien que no conozcas para nada.

Captura de pantalla 2015-08-05 a las 16.43.56

@TransitionalMadness.

Que no hayas ojeado ni siquiera una vez su nombre en Internet.

A veces puedes hasta no conocer bien su voz, porque ni siquiera es como que todos sigan hablando por teléfono. Y cuando eres una chica más «de la vieja escuela», pareces un bicho raro diciendo, por ejemplo, que aún no estás saliendo con ese chico del que hablabas el otro día, sino que se están junto a hablar. Tú sabes, para conocerse. No solo para besarse de inmediato… yo creo que suena bastante normal, ¿o no?

Porque de todos modos, «salir» con alguien, previo a entablar una relación amorosa, se trata de eso: de conocer al otro, de intercambiar sus visiones sobre ciertos asuntos, y aprender de los gustos y opiniones del otro, saber qué tal es su familia, qué hace… pero todos somos un poco culpables de que, entre la exposición de la información y lo «rápidos» que son todos ahora, esa etapa se reduzca cada vez más.

Captura de pantalla 2015-08-05 a las 16.43.50

 

Red Letter Year.

 

«Solo conversamos» parece una frase sacada de otro mundo. Pero no lo es. Y es una etapa importante, para no apresurarte ni pensar que pierdes el tiempo, o cometer algún tipo de error y luego arrepentirte. Puede que suene un poco exagerada, pero creo que es porque de seguro la visión que tienen todos hoy en día también ha llegado a ti, y no te hace mucho sentido el esperar tanto conociendo a una persona sin ningún indicio de… siquiera… si le gustas.

Y «hablar» tampoco significa un chat o enviar algunos mensajes, es algo un poco más profundo. Se aleja bastante de lo que podemos estar haciendo hoy en día, pero en algún momento harás eso: te sentarás a conversar durante horas. Y no es algo de un día. Es un proceso natural y lento, de hecho, uno nunca termina de saber bien quién es el otro, ni siquiera uno mismo.

Captura de pantalla 2015-08-05 a las 16.44.12

Rihanna – What’s My Name.

Pero tememos que de tanto hablar, el otro se pueda aburrir. Creemos que se trata de una especie de problema, como si alguien que quisiera «esperar» demasiado para avanzar tuviese miedo al compromiso o algo. Puede ser, pero tampoco siempre es así. De hecho, si el otro se aburre o desespera en el trayecto, también habla de poca capacidad de compromiso y bastante poca paciencia. Si es que todo ha fluido como corresponde.

Decir «no estamos saliendo aún, no estamos juntos» cuando sabes que has estado hablando con un chico por harto tiempo parece de locos. Pero en realidad no lo es. Si tú también piensas así, no te rindas. No todo tiene que ser instantáneo, menos, el pasar tiempo con una persona que puedes llegar a llamar «amor».

 

 

 

 

 

Puede interesarte