Por Laura Silva
14 septiembre, 2015

¿Dejarte de ver, o sentir que mi corazón va a explotar por las ganas de tenerte cerca?

“Seamos solo amigos”. ¿A cuántos les ha roto el corazón y bajado de la nube de ilusiones esa frase? Una simple afirmación que a veces parece mayor desafío que aceptar un simple “no me gustas”. Te dan la oportunidad de seguir, pero no de la manera que tu quieres. Pues sabes que, aunque lo ocultes, quieres ser algo más con esa persona.

Está bien todo el tiempo que pasan juntos y disfrutan mucho. Compartir, acompañarse, salir a caminar, beber un trago, tomar un café, hablar de la vida. Pero ya no te está pareciendo suficiente. Quieres abrazos, quieres besos, quieres poder entregarte tal cual, con todo lo que sientes.

large

1024 zuru.

¿Y qué es lo que sientes? Sientes un pequeño pero poderoso amor que va creciendo dentro de ti. Algo más fuerte que solo la preocupación, cariño y energía que viene con la amistad. Ya quieres estar entre sus brazos, un abrazo más tierno y más duradero del que se pueden dar como amigos. Uno entre el cual refugiarse en las noches, por tristes o alegres que sean. En pocas palabras, quieres algo simple, pero a la vez lo quieres todo.

No eliges de quién quieres enamorarte. Los sentimientos solo se dan, con un poco de aliento, te enredaste en esa red. Y ahora sabes que no puede haber mucho más.

large-1

Nidia Ledesma.

Cuando recibes una negativa, pero con esta premisa de ser solo amigos, no sabes qué hacer. Sí, quieres a esa persona en tu vida, lo quieres más que nada. ¿Pero no será una tortura? Es difícil saber si lo vas a disfrutar o si te hará sentir mal, si te hará daño. Todo depende del tiempo, de cómo todo se vaya dando de manera natural.

Porque no quieres tampoco cerrar la puerta a esa hermosa relación que de todos modos tienes. Quizás necesites un tiempo, dejar de lado el embrollo, pasar un tiempo a solas con tu cabeza para aclarar las cosas y no querer saltar sobre esa persona a darle el millón de besos que tienes guardados.

large

Melancolías.

Es difícil decidir si prefieres dar un paso al lado y dejar su amistad en pausa, quizás en el olvido, porque tu corazón no lo puede aguantar. Quieres a esa persona y la quieres demasiado, por lo mismo respetas lo que pueda pensar.

Pero quizás, si le das tiempo al tiempo, todo cambie. La perspectiva de alguno de los dos puede dar una vuelta, y no tendrían que dejar su cariño, y toda la complicidad que tienen entre ustedes. Es difícil, pero se puede intentar.

Puede interesarte