Por Laura Silva
2 septiembre, 2015

No me rompiste: solo me ayudaste a volverme más fuerte.

Durante todos estos años fuimos más que amigos, fuimos amores. Nos sentíamos el uno para el otro, y queríamos recorrer esta vida juntos. Pero ya hace un tiempo que nuestros corazones se han apartado con bastante dolor. Ha pasado demasiado entre nosotros desde que decidimos decir adiós, mucha rabia y muchas preguntas. Y es hoy que necesito decirte que no tengo rencor hacia ti.

Y espero que tú no lo tengas hacia mí. Nos herimos ambos, pero no podíamos más, estábamos agotando un amor que ya era inventado… y ninguno merecía eso. Es mejor aferrarse a los buenos recuerdos que tuvimos juntos.

large-3

Grace Cortez.

Como las veces en las que discutíamos por cosas ridículas, pero que ayudaron a abrir mi mente a nuevos puntos de vista, y escuchar antes de responder impulsivamente. Gracias por eso.

Gracias también por demostrarme por primera vez lo profundo que puede ser el amor, y también por enseñarme sin querer que si este se acaba, no será el fin del mundo. Que es mejor dejar ir algo si lo amas, que tenerlo asfixiado junto a ti por siempre.

large

Stay Fresh.

Gracias por hacerme sentir que podía ser imparable, y que sé que algún día encontraré otro amor y será aún mejor. En mi imaginación no cabe, pero tú me haz hecho entenderlo.

Gracias por dejarme conocerte en tantos ámbitos y estados de ánimo. Con cada uno de esos me enseñabas más sobre perseverancia, sobre tolerancia y paciencia, y que debemos aceptar a aquellos que no son igual que nosotros. A salir de mi burbuja, rompiste mi esquema.

large-2

Luana Errico.

Gracias por todas las veces que me hiciste sentir mal, especialmente al final, y que hicieron que me diera cuenta que merezco algo mucho mejor. Y gracias al tiempo, por demostrarme que simplemente no sabías la manera de decirme que no querías más, y tu poca comunicación era parte de eso. Lamento las veces que también te herí sin querer hacerlo. Ahora sé que sin hablar, todo puede ser más horrible de lo normal.

Gracias por mostrarme el lado bonito y feo del amor. Hoy estoy más fuerte, más preparada, y veo los malos momentos como algo por lo que tenía que pasar. Te deseo la mejor de las suertes.

Puede interesarte