Por Daniela Morano
5 noviembre, 2018

Si su novio no consideró esto antes de pedirle matrimonio, quizás qué otro “desastre” ocurrirá en la misma boda. No podemos imaginarlo.

Al momento de pedirle matrimonio a una persona hay que considerar muchas cosas: el lugar donde se le hará la gran pregunta, la cantidad de ruido, las personas que podrían haber alrededor, la ropa que vestirán ese día. No es un momento menor, hay que fijarse en cada detalle. Y sí, algunos de esos puntos suenan ridículos pero dejarán de parecerlo cuando lean esto.

En la ciudad de Melbourne, Australia, una feliz pareja se comprometió el pasado fin de semana. Globos, flores y parte de la familia estuvo presente para la primera parte del gran día, pero hay algo que el novio no consideró.

La manicure de su novia.

La usuaria de Twitter goodgaljenjen, compartió esta adorable y divertida historia que tiene a su prima como protagonista. Resulta que todo fue muy especial y emotivo ese día en que él le pidió matrimonio su novia, pero olvidó que ella probablemente no iba preparada para la ocasión.

Entonces al momento de tomar la foto oficial de compromiso para compartir con todos en redes sociales, fue ella -su prima- quien debió hacerse cargo del desastre que dejó su cuñado.

“El novio de mi prima le propuso matrimonio pero ella no se había pintado las uñas”.

La solución: ocupar un poco la imaginación y la magia de la fotografía. De rodillas con una mano frente a la feliz pareja y otra con su cámara, Jenna debió improvisar y tomar una foto donde pareciera que su prima posaba con la manicure perfecta su nuevo anillo de compromiso.

Definitivamente jamás habríamos notado que no era su mano de no ser porque reveló su ingenioso truco.

Twitter goodgaljenjen

“Aquí hay una lección. Cuando una persona está preparada para pedir matrimonio, deben asegurarse de que las manos de su pareja estén en condición de decir ‘estoy lista'”, dice uno de los muchos comentarios que ha recibido Jenna tras compartir la foto.

Twitter goodgaljenjen

Otros incluso sospecharon cuando “mi esposo me sugirió bañarme y hacerme la manicure la noche antes de pedirme matrimonio. Debí saber que algo tramaba”.

 

Puede interesarte