Por Andrea Araya Moya
16 noviembre, 2015

Hay distintos tipos de amor, pero no todos te inspiran ni te hacen sentir completamente feliz

El tipo de amor que es ideal, ese que te hace sentir vivo y te inspira a ser mejor, es aquel por el que vale la pena luchar, por el que vale la pena dar todo de sí mismo y enfrentar cualquier tipo de desafío que se pueda presentar a lo largo de la vida. Es ese amor que marca tu historia, que convierte en tus días en momentos amenos para vivir. Es ese amor que te motiva y te guía, haciéndote olvidar todo los problemas que puedas tener.

Sin embargo, a lo largo de nuestra vida se presentan diferentes tipos de amor, de los cuales, sólo unos pocos son los que realmente valen la pena. Hay algunos que pueden durar años, y otros que sólo tienen vida durante unos meses. Y, aunque a veces no se trate de tiempo, hay ocasiones en las que existe ese hecho que te aterriza y te permite darte cuenta de que quizá estás con la persona incorrecta.

A veces solemos creer que las cosas que aparecen tan fácilmente pueden ser eternas, pero, luego logramos darnos cuenta de que lo que fácil llega, fácil se va. Así como es en la vida, también es en el amor.

A veces creemos tener frente a nosotros a la persona indicada, pero con el paso del tiempo nos damos cuenta de que esa persona es sólo un capítulo más en nuestra vida, porque, al llegar al prólogo, comprendemos que en ningún caso esa persona debió ser parte de nuestra historia.

Te sientes vacío, como si jamás hubieses podido amar y es precisamente ese tipo de relación la que no vale la pena, pues no te permite ser tú mismo y enfrentar la vida tal como se debe.

Porque no todas las relaciones valen tanto la pena, pero aquellas que sí son las que debemos conservar por siempre.

Puede interesarte