Por Daniela Morano
13 agosto, 2018

La pareja tenía una importante razón para hacer de este día aún más especial.

Algunas personas creen que el amor lo puede todo. Hacer las cosas con amor y preocuparse por otro es lo que hace mejor la vida, y cuando se trata de algo tan real, entonces no importa nada más que estar junto al otro, aunque a veces circunstancias externas pueden ser una verdadera y cruel prueba. Por ejemplo, esta pareja tenía planeada su boda hace meses, y por mucho que hayan preparado todo, un imprevisto los obligó a tomar una decisión muy importante, la cual podría poner en juego su relación a pesar de lo mucho que se quieren. 

Jefferson y Jobel viven en Los Ángeles, son novios y el día de su boda se encontraron con una terrible sorpresa cuando despertaron. La pareja había planeado todo para casarse en Hagonoy, Filipinas en la iglesia del Santo Rosario, sin embargo no tomaron en cuenta los posibles drásticos cambios de clima en esta época del año.

Cuando llegaron, la iglesia estaba completamente inundada, la peor noticia que podría recibir una pareja a punto de casarse. La desagradable situación habría obligado a cualquiera a cambiar la fecha y esperar hasta que esto pasara, pero no quisieron.

El día era especial: uno de sus dos hijos había sido bautizado ese mismo día, en la misma iglesia y querían que su boda calzara con este. Por lo tanto decidieron llevar a cabo la ceremonia de todas maneras.

Aunque esta haya resultado mucho menos bella de lo esperado, eso no significa que su día haya sido menos especial.

La tía de la novia, Tere Bañarez Bautista, compartió este video en redes sociales donde se ve el río que se formó dentro de la iglesia, el cual llegaba a cubrir los pies de los novios. De todas maneras los invitados llegaron y resultó ser un día tan especial como esperaban.

Puede interesarte