Por Camila Cáceres
17 mayo, 2017

Sólo necesitas dos o tres personas, una hoja de papel…

¿Qué sería de nosotros sin las redes sociales? Gracias a Twitter, Instagram, Facebook, Snapchat, etc. ahora sabemos todo el tiempo las minucias menos importantes de la vida diaria de nuestros seres queridos. O de las personas que odiamos. O de ese compañero de escuela cuyo nombre sólo recordamos porque envía notificaciones de juegos todos los días. ¿Candy Crush todavía? ¿En serio?

Quizá es porque hace sentir que nuestras pequeñas victorias son realmente importantes. ¿Cómo va a saber el mundo que puedes hacer un panqueque perfecto si no lo subes a tu perfil? ¿O qué estás saliendo con alguien si no son oficiales en Facebook? Las fotos de matrimonio como “portada” son prácticamente obligatorias.

¿Pero de divorcio?

Pues la nueva moda de Instagram ha sido impuesta por parejas compartiendo lo que para algunos es el peor día de sus vidas, pero para ellos es un feliz principio después de lo que parece un siglo de torturas (que estoy segura que también retrataron en sus redes sociales).

La #DivorceSelfie.

“Estamos oficialmente no-casados. Celebramos la más amigable, respetuosa y afectuosa separación imaginable. Sonreímos no porque terminó, sino porque ocurrió”.

“Ha sido un camino salvaje. La separación puede haber sido más larga que el matrimonio, pero después de ocho años por fin acabamos con él. No podría haber soñado un mejor compañero o amigo para criar a mi hijo. ¡Por ti, Burd!”

“Después de 16 años, finalmente nos dimos el regalo de San Valentín y de aniversario perfecto…. un divorcio”.

"Can we take a divorce selfie?" "Duh. In front of the eagle?"

A post shared by Emuhly Rowz (@emilyrose920) on

“‘¿Podemos tomarnos una selfie de divorcio?’

‘Obvio. ¿Frente al águila?’”

“Oficialmente no-oficial. Seis años separados, para siempre libres. Hoy ni podemos. El pez también está feliz. ¿Qué le pasa?”

More excited than out our wedding day. #heresyoursign #divorceselfie

A post shared by Carissa (@healthy_happy_mom_) on

“Estamos más felices que cuando nos casamos”.

“¡Otro inspirador selfie de divorcio! Es hora de que cambiemos lo que la sociedad espera de los divorcios – te PUEDES divorciar sin que sea una guerra (¡Hasta pueden quedar de amigos!).

‘Oficialmente nos divorciamos esta tarde. Esta es nuestra selfie de divorcio para conmemorar la ocasión. Luego fuimos a almorzar. No pudimos hacer funcionar nuestro matrimonio, pero no hay razón para pelear. No nos odiamos (ya superamos eso). Es lo que es y este matrimonio ya no tenía salvación. Todavía tenemos un hijo al que criar y nos respetaremos y apoyaremos como sea necesario. Todo divorcio debería ser como este”.


¿Qué te parecen?