Por Francisca García
18 julio, 2017

¡Y su hermoso vestido sólo costó 80 dólares!

En un mundo donde el consumismo se ha apoderado de cada aspecto de nuestras vidas, no es raro que el costo de celebrar un a boda suba cada día más, llegando a sumas que son inalcanzables para la mayoría de las personas. ¿El precio promedio de una boda? ¡35,000 dólares! Y ese es el promedio, no estamos considerando esas bodas donde las personas se endeudan por tener champaña con oro y caviar en cada plato.

Emilyrose Fitzpatrick y su marido Rory se rehusaron a gastar esta cantidad para su boda en Glasgow, y sólo simplificando las cosas lograron gastar menos de 1,500 dólares en total.

Facebook/Emilyrose Fitzpatrick

De acuerdo a la feliz novia, ella se había mudado a Glasgow hace poco tiempo y “recién me había graduado de la escuela de arte, y estaba desempleada”. Una decisión muy lógica para ahorrar dinero, ¿Verdad?

Además, tuvieron menos de cuatro meses para planearlo todo, debido a que los padres de Emilyrose iban a visitarlos desde Australia.

Facebook/Emilyrose Fitzpatrick

Para eliminar costos innecesarios, la novia pidió su vestido por la página web ASOS (que le costó menos de 80 dólares), y sus amigas la ayudaron con el peinado y maquillaje.

Facebook/Emilyrose Fitzpatrick

Decidieron casarse en el ayuntamiento, y celebraron la boda en un bar local que incluía el salón de eventos, comida y alcohol, todo por 770 dólares. 

El establecimiento fue lo más caro, seguido por el fotógrafo a quien contrataron por 270 dólares. ¡Y valió la pena!

Facebook/Emilyrose Fitzpatrick

La pareja y el fotógrafo aprovecharon la ciudad para darle un ambiente totalmente fresco y urbano.

Facebook/Emilyrose Fitzpatrick

La pareja logró lo que muchos consideran imposible, tener una gran y hermosa boda sin gastarse una millonada.

¡Y e nota que la están disfrutando al máximo!

Facebook/Emilyrose Fitzpatrick

Gastar menos dinero en una boda no afecta para nada la felicidad de la pareja, y Emilyrose y Rory no son los únicos en notarlo.

Tener una celebración económica se está convirtiendo en tendencia, porque en realidad es la creatividad y el cariño que se pone detrás lo que hace el día tan especial, no la profundidad de su bolsillo.

Puede interesarte