Por Valentinne Rudolphy
13 noviembre, 2015

Ponemos todas las expectativas y presión en una sola fecha. Pero todos los días puedes disfrutar de tu amor.

Como seres humanos tenemos ciertos ritos, ciertas repeticiones. En cuanto a relaciones, estamos acostumbrados a tener fechas o celebraciones. Por ejemplo, los aniversarios.

Al mes o al año, celebramos junto a nuestra pareja de manera especial. Hacemos algo distinto, algo un poco más dedicado, o significativo. Por pasar un buen momento con quien amamos. Salimos a cenar, hacemos algún plan, algo nuevo y distinto. Queremos demostrar lo importante que es para nosotros la otra persona. Un día al año. Un día al mes. Y, ¿por qué no todos los días?

BC191THB8U
StockSnap

Creo realmente que debemos replantearnos. Que sí, es genial poder celebrar de manera distinta un día. Pero lo mejor es tener la posibilidad de hacer que todos los días tengan algo de especial. Que la dedicación, el amor y la felicidad no deben tener una fecha exacta, sino que puede ser en cualquier momento. De cualquier manera. En cualquier lugar.

Quizás son palabras. O una canción. Salir a caminar y que sea la noche más especial. Ir al cine. O ir a comer a un lugar que nunca habían visitado. No tienes por qué esperar a que llegue «esa» fecha. A veces nos quedamos con las costumbres que tenemos. Pero tú puedes hacer tus propios ritos por amor.

image
FindA.photo

No esperes a ese día para decirle a tu pareja lo importante que es para ti. No es de cursi, es que de verdad ponemos tanta presión en un sólo día, que si sale mal, es terrible. Nos frustramos, o enojamos, y generamos expectativas. No debería ser así – aunque cada cual tiene su manera. El amor tiene distintas maneras. Es libre, y deberías dejar que fluya.

Porque cada relación es un nuevo mundo. Y puedes crear lo que quieras en él. Es de quien amas y tuyo. Nadie más debería entrometerse. Y si quieres pasar todos los días como si fuese tu aniversario – haciendo un pequeño gesto para el otro – de seguro lo disfrutarás.

Puede interesarte