Por Teresa Donoso
27 octubre, 2015

Enamorarse da miedo, pero vale la pena

Amar a alguien es una experiencia que nos cambia por completo y tiene toda la lógica del mundo: te estás entregando a alguien y estás esperando que esa persona no te deje caer. A pesar de las muchas promesas que podemos hacer, a veces las personas cambian y las situaciones no son lo que esperábamos. Tu amor, o el de esa persona, desaparece. De vez en cuando incluso nos damos cuenta de que no tenemos deseos de estar en una relación.

4971
Dasha Levinsson

Puede que hayas pasado por esa experiencia. Conociste a alguien y decidiste que le darías todo de ti. Te enamoraste, te la jugaste por esa persona, los hiciste tremendamente felices y aún así, no pudiste evitar el quiebre. Quedaste vacía y con mucha tristeza y en varias ocasiones seguías incrédula, sin poder comprender cómo todo esto había sucedido. Sin embargo, llega un momento en el que te das cuenta de algo muy importante: ellos se lo pierden, no tú.

4969
Dasha Levinsson

Es así como te das cuenta de que has ganado una nueva oportunidad para cambiar el rumbo de tu vida y a que pesar de todo lo malo que ha sucedido, has logrado aprender valiosas lecciones. Te has conocido desde otra perspectiva y también has comprendido que a pesar del dolor, siempre es mejor haberlo intentado que sólo soñar con amar. El amor es así, nunca es ni blanco ni negro y más bien se compone de una escala de grises infinita.

4967
Dasha Levinsson

Amar, incluso si viene con sus consecuencias, te ayudará a crecer como persona y te hará sentir viva. Comprenderás que incluso si parece que tu vida ha acabado en el momento en el que la persona que tenías a tu lado se ha ido, la verdad es que todo recién comienza. Esa es la magia de la vida: todo es cíclico y siempre puedes comenzar de nuevo. 

4966
Dasha Levinsson

Puede que volver a sentir dolor te asuste, pero al menos te confirma algo muy importante: te abriste a una persona, fuiste honesta y te mostraste completamente vulnerable. No importa si las cosas no terminaron como esperabas porque la verdad es que ganaste mucho más de lo que podrías haber ganado si hubieses evitado la situación. Es mejor sentir esto que no haber sentido nada, es mejor conocer la parte dulce y también la parte difícil del amor que nunca haber amado. Y ahora que lo sabes, no podrás negarlo.

Puede interesarte