Por Emilia García
7 agosto, 2015

Dejemos de convencernos de que ese amor tortuoso y sufrido como el de las películas es el amor verdadero.

El amor no es tan complicado como dicen que es. En realidad, es sencillo. Cuando dos personas se quieren las cosas simplemente fluyen, las excusas simplemente no existen, las cosas no son tan difíciles, sino que simplemente son. No existen los ‘momentos equivocados’, no existen los ‘no eres tú soy yo’, no existen los ‘eres demasiado buena para mí, no te merezco’, no existen los ‘dejemos que el destino decida por nosotros’. Cuando hay verdadero amor, ambos hacen que las cosas pasen.

Captura-de-pantalla-2015-08-05-a-las-16.02.23

@_JFK_JahooAnon

Y es que mucho nos cuesta entender eso y siempre nos ahogamos en excusas, mintiéndonos a nosotros mismos cuando sabemos en el fondo cuál es la verdad de las cosas. Sí, el amor nos ciega y muchas veces nos amarra a personas que sabemos que no nos hacen bien, pero nos convencemos de que ‘las amamos’ y somos capaces de pasar incluso por encima de nosotros mismos quizás por miedo a la soledad.

Captura-de-pantalla-2015-08-05-a-las-16.02.49

@Starrchild

Pero déjame decirte algo, quien te quiere no te hace daño. Dejemos de convencernos de que ese amor tortuoso y sufrido como el de las películas es el amor verdadero, porque está muy lejos de ser así. Dejemos de pasarnos a llevar, dejemos de mentirnos, dejemos de excusar a esas personas que no valen la pena. Cerrémosle de una vez por todas las puertas a esos idiotas que sabemos no merecen otra oportunidad. 

Captura-de-pantalla-2015-08-05-a-las-16.02.58

@cmbrown

Un hombre que te quiere te dirá lo que siente, no te pondrá celosa, no jugará al “te ignoro para que caigas”, valorará tus sentimientos, no andará por ahí probando simultáneamente para ver lo que consigue, pensará dos veces antes de decir las cosas y no hará nada que tú no quieras. Un hombre de verdad nunca sería capaz de hacerle daño a una mujer, y, especialmente, no a la mujer que ama.

Puede interesarte