Duraron cinco años y soportó que le prohibiera comer, lo golpeara e incluso lo apuñalara. Según explicó, siempre encontraba un motivo para no abandonarla.

Cuando se habla de “violencia de género”, por lo general se asume que se trata de un hombre maltratando a una mujer. Sin embargo, cada vez es más común conocer relaciones tormentosas en que son las mujeres las que abusan de los hombres tanto psicológica como físicamente. Tal como sucedió en este caso.

Alex Skeel conoció a Jordan Worth a los 16 años cuando estudiaban la secundaria en Inglaterra. Tuvieron una relación de 5 años y contrario a lo que todos pensaban, él estaba viviendo una pesadilla y sufrió horribles abusos que recién están saliendo a la luz.

Worth fue la primera y única novia que Alex tuvo. “Ella era la única chica que parecía haber estado interesada en mí hasta entonces” dijo el chico. Y por eso soportó desde inicios de la relación que ella lo controlara, le dijera lo que debía vestir e incluso permitió que lo golpeara.

Everipedia

Y luego, a medida que fue pasando el tiempo, los abusos se hicieron más intensos y llegó a tratarse al hospital un montón de veces. Sin embargo, el maltrato ya había sido normalizado y probablemente de no intervenir sus vecinos, el joven hubiese muerto en manos de su novia.

Resulta que una noche de junio de 2017, un vecino llamó a la policía tras escuchar los gritos de la pareja, que discutían sin parar. Dentro del hogar de los jóvenes, Alex había sido golpeado en la cabeza con una botella y con un martillo, y además había sido apuñalado con un cuchillo en reiteradas ocasiones.

Incluso una herida en su muñeca podría haberle costado la vida.

El personal de la ambulancia, al revisar a Alex se dio cuenta de las heridas que tenía en su mano y de las quemaduras en brazos y piernas, las que él mismo había intentado curar con papel film. Y según se pudo conocer más tarde en el juicio, Jordan le había lanzado agua hirviendo a su novio durante una discusión, causándole quemaduras de segundo y tercer grado.

Pero tras este episodio de extrema violencia, Alex dijo que había sido él mismo quien se había inflingido las heridas y regresó a la casa que compartía con Worth.

Everipedia

Días más tarde, un oficial de policía lo persuadió para que confesara la verdad.

“Me salvó la vida”, dijo agradecido el chico de 22 años. “Supongo que pensé que así eran las relaciones, pero ahora sé que no era normal“.

Y claro que no lo era. Según se dio a conocer en el juicio, dentro de los primeros 9 meses que vivieron juntos, Jordan se encargó de alejarlo absolutamente de su familia y amigos, le destruyó todos los celulares que tuvo para que no pudiera comunicarse e incluso en una oportunidad llegó a decirle que su abuelo había muerto, sólo para probar si le afectaba. Como Alex lloró por dos horas tras la triste noticia, luego ella le confesó que era mentira y lo reprendió por el hecho de que le importara su familia.

Everipedia

 

“No tenía forma de contactarme con nadie. Me dijo que si alguna vez intentaba irme, me mataría” dijo Alex.

Y tras revelar el brutal caso, Worth fue arrestada y el chico fue llevado a un hotel donde pasó la noche y además comió Mc Donald’s. Cuando recibió la comida, contó que “No comí bien en nueve meses. Me moría de hambre y fue la mejor comida que había comido en todo ese tiempo”. En ese entonces, pesaba solo 44 kilos.

Pero la terrible realidad del chico no quedaba solo en eso, según sus propias palabras, los doctores y la policía tenían la misma opinión: le quedaban unos diez días de vida. “Me dijeron que si me hubiera quedado mucho más tiempo hubiera muerto”.

Everipedia

Sin embargo, él no la dejaba por una curiosa razón: según explicó, nada es tan blanco o negro como parece. Y siempre encontraba un motivo por el que quedarse a su lado.

Finalmente Jordan pasará 7 años y medio en prisión por lesiones corporales graves con intención y comportamiento controlador, y se convirtió en la primera condena que se dicta contra una mujer en Reino Unido por esas razones. Alex se quedará a cargo de sus 2 hijos.

“Es importante hablar. Vas a estar mejor si hablas sobre lo que está pasando” aconsejó Alex a todas las víctimas de maltrato en una relación.

Aquí puedes ver parte del relato del chico:

Puede interesarte