Por Monserrat Fuentes
14 agosto, 2017

«Damas, esa es la clase de hombre que merecen: un hombre que te recoja cuando estés abajo, que te consuele sin importar lo que pase».

Hay veces en las que sencillamente odias tu cuerpo y te preguntas: ¿por qué a mi? Eso le pasó a una chica llamada Samantha Caracci, quién sufre de ovario poliquístico, pero de una forma extrema, tanto que incluso luego de tener a su segundo hijo, ya no pudo aguantar el dolor y tuvieron que removerle uno de los ovarios y las trompas de falopio.

La chica estaba devastada, sus intensos dolores no le permitían llevar una vida de pareja normal porque muchas planes terminaban con visitas a urgencias.

Ella Samantha con su familia.

Sexiest man alive #letsdolifetogetherforever #proudwife #babydaddy

A post shared by Samantha Marie (@sam_marie_91) on

En el peor momento para ella, cuando veía todo negro, su marido fue quien le dio ánimo. Al hombre le bastó solo una fotografía de ella semi desnuda para lograr que su mujer recuperara su fuerza.

«Dijo ‘ven aquí nena, déjame tomar tu foto para que pueda mostrarte las cosas que creo que son hermosas sobre tu cuerpo‘. Nos sentamos y él procedió a decirme todas las cosas maravillosas sobre mi cuerpo.»

Samantha no dudó en compartir lo sucedido en instagram y su historia se convirtió en un hermoso mensaje para miles de mujeres.

Aquí está completamente traducido su post:

«Desde que mi hijo más joven y último nació, mi cuerpo ha sido un desastre. Me están saliendo quistes ováricos cada 2-3 semanas y los médicos no pueden decirme por qué. He intentado muchas medicinas anticonceptivas diferentes y nada los está frenando. Tuvieron que remover mi ovario izquierdo y mis trompas de falopio, también la vesícula que comenzó a fallar debido a todos los medicamentos que he probado.

Bueno, hace unas semanas descubrí que tengo una gran masa ovárica en mi ovario derecho, así que fui a ver a un especialista para saber cómo proceder con el tratamiento.

Esta noche, Rob y yo supuestamente tendríamos un cita, pero terminé en urgencias con un intenso dolor, me dijeron que la masa todavía estaba allí y que realmente necesito ver a un especialista.

Cuando llegamos a casa del hospital estaba llorando y enojada con mi cuerpo. Me sentí como si fuera fea, con cicatrices y defectuosa, sentí que me había fallado. Rob dijo: «ven aquí nena, déjame tomarte una foto para que pueda mostrarte las cosas que creo que son hermosas sobre tu cuerpo». Nos sentamos y él procedió a decirme todas las cosas maravillosas sobre mi cuerpo.

Damas, esa es la clase de hombre que merecen: un hombre que te recoja cuando estés abajo, que te consuele sin importar lo que pase y que te diga sin cesar lo perfecto que eres».

Caracci le dijo al medio Popsugar que subió la foto y mensaje para sensibilizar a los demás sobre las dificultades que padecen del síndrome de ovario poliquístico.

«La gente necesita entender lo doloroso que es para las mujeres que lidian con esto todos los días y para las mujeres que nunca podrán tener un bebé debido a esto.»

Samantha Caracci, Popsugar.

¡Qué lindo su esposo! A veces todo lo que necesitamos en que alguien nos ayude a recuperar la confianza que hemos perdido.

Puede interesarte