Por Daniela Morano
11 Mayo, 2017

“Lo miré a los ojos y le dije que quería casarme y tener hijos con él, pero antes debí haberle dicho de los DOS hombres con lo que me estaba acostando…”.

Más del 40% de las personas se ven involucrados en una que otra manera de engaño hacia sus parejas. Ya sea un caso de flirteo que fue demasiado lejos, mirar para el lado muy seguido o literalmente una aventura con otra persona. Aunque Psychology Today afirma que la mayoría al ser encuestados, dicen que lo encuentran totalmente inaceptable.

No vale mucho si sus acciones son otras, claro. Y como ser engañado por una pareja resulta en una experiencia dolorosa, muchos se las han ingeniado para vengarse de quien tanto daños les hizo. Como este hombre, quien hackeó la cuenta de Facebook de su ex novia.

Facebook

En el largo post de Facebook que hizo haciéndose pasar por ella pero confesando lo que hizo contó toda la relación de ambos.

“Es momento de dejar las cosas claras. Antes de dejar que Jason me llevara en unas vacaciones de $10 mil dólares, lo miré a los ojos y le dije que quería casarme y tener hijos con él, pero antes debí haberle dicho de los DOS hombres con lo que me estaba acostando sólo tres semanas antes del viaje. […] Cuando regresamos, fui tan manipuladora que dejé que Jason me comprará una entrada a Coachella de $2 mil dólares y pagar por el hotel de ese fin de semana”.

Facebook

“Pero el dinero es dinero. Déjenme hablarles de los hombres con quienes me acostaba.

El primero, Zack, está en una relación, COMPROMETIDO, pronto a casarse. Me acosté con él a escondidas de Jason. Pasé año nuevo con él mientras su prometida estaba sola. Le conté a todos mis amigos cómo lo hice con él toda la noche.

El otro hombre es David A. Viajé a Chicago el día después del cumpleaños de Jason, con la excusa de que era por trabajo. En realidad estaba allá para tener sexo con David y vivir en mi propio delirio”.

Facebook

“Supongo que el karma es una perra. Porque ahora estoy sentada en la cárcel por atacar a Jason, un oficial, y resistirme a que me arrestaran”.

Quizás ahora deberían pensarlo dos o varias veces más antes de hacer algo estúpido.

Te puede interesar