Por Andrés Cortés
14 junio, 2018

Recibió una extraña llamada de un compañero, el cual le indicaba que debía ir a un restaurante de la ciudad inmediatamente. Ella tiene 21 años y llevaban meses viviendo juntos.

Imagina que vives feliz creyendo que tu novio o novia es fiel a ti. Pero un día pasar por un restaurante y, al mirar en su interior, ves a tu pareja. Piensas en qué estará haciendo allí y, al entrar, notas que no se encuentra solo/a. Sí, está con otra persona y te ha estado engañando.

De solo imaginar toda esta escena, estamos seguros que una ira comenzó a invadir tu cuerpo. Y eso fue exactamente lo que sintió Corrina Foss, una chica de 21 años que había mantenido una relación con un joven durante 8 meses y, hace 3, vivían juntos.

Twitter Corrina Foss

Mientras Corrina trabajaba un día del mes pasado, recibió una extraña llamada de un compañero, el cual le indicaba que debía ir a un restaurante de la ciudad inmediatamente.

Y el motivo por el cual la citó a este local de comida de manera urgente es que había visto al novio de Corrina comiendo con otra chica.

Corrina llegó al lugar y, efectivamente, su novio estaba con otra chica, con la cual la había estado engañando durante quizá cuanto tiempo.

Facebook Corrina Foss

Allí fue cuando el odio de Corrina la invadió. Y aún más cuando le pidió una explicación al joven, quien sólo rió de esta situación, como si se tratase de un juego.

“Cuando llegué, estaban sentados allí. Estaba enojada y confundida principalmente, así que solo tenía que decir algo. Ser engañado no se siente bien.

Le pregunté por qué me hacía eso y todo lo que dijo fue ‘tienes que irte’ mientras me sonreía.

Él estaba sonriendo todo el tiempo, lo que realmente molió mis engranajes. Su cita estaba torpemente sentada allí sonriendo y mirando su teléfono.

Sus respuestas sonrientes y cortas me llevaron a avergonzarme frente a todo el pueblo.

-Corrina Foss

Twitter Corrina Foss

Así fue como la ira de Corrina no se contuvo y tomó lo primero que halló: un vaso de agua que se encontraba en la mesa. De acuerdo el sitio Unilad, su intención era verterlo sobre la cabeza de la chica, pero su rabia la cegó y lo derramó sobre su ahora, ex novio.

Pero después de que se vengara, la tristeza la invadió y salió del recinto con lágrimas derramándose por sus ojos. Afortunadamente, sus amigos estaban allí para brindarle apoyo.

“Mis amigos vinieron corriendo detrás de mí diciendo ‘espera, ¿por qué lloras? ¡Solo le echaste agua y le tiraste la copa a la cara!

Y luego me animaron y desde ahí que me sentí bien para salir de esa relación. ¡Porque quién sabe cuánto tiempo estuvo engañando! Y malditamente sé que merezco algo mejor.

¡No podían creer lo tonto que era por llevar a otra mujer a una cita en la ciudad donde todos vivimos!

Todos mis amigos y familiares piensan que es asqueroso y un completo idiota. Y están contentos de haber salido de esa relación tan rápido como pude. Nunca voy a volver con él, nunca.”

-Corrina Foss

Twitter Corrina Foss

De acuerdo al mencionado sitio, Corrina se mudó al piso que compartía con su novio, dando así por finalizada su relación de manera permanente.

Esperamos que a día de hoy Corrina se encuentre muy bien y que su ex novio no olvide aquel vaso de agua que lanzó sobre su cabeza, para que nunca más vuelva a engañar a una mujer.

Puede interesarte