Por Francesca Cassinelli
9 diciembre, 2016

“Pidió una entrada, una carne, un filete, dos acompañamientos, una copa de vino. Lucía como que estaba disfrutando”.

Si crees que has tenido una muy mala cita, la experiencia de Diane Guilmette te servirá de perspectiva. La mujer fue una de las muchas mujeres estafadas por un sujeto que fingía tener un gran interés en ellas para luego estafarlas. Escogía a sus víctimas en una aplicación de citas y luego las invitaba a elegantes restaurantes.

Diane contó su historia en la cadena CBS 2 porque quiere evitar que más mujeres cayesen en sus redes.

Cuando contó en su Facebook personal cómo la estafó el hombre, se dio cuenta de que muchas otras usuarias de la aplicación habían sido engañadas.

CBS.

La mujer conoció al “numerito” en la página Plenty of Fish (que hace referencia al dicho “Hay muchos peces en el mar”) y rápidamente comenzó a coquetearle.

“Yo sugerí que nos encontráramos a tomar un café, pero el hombre insistió en que almorzáramos y él escogió el restaurante”.

-Diane Guilmette-

A pesar de esa extraña actitud, Diane no sospechó y se reunió con él en un elegante restaurante.

CBS.

Pero una vez en el lugar él comenzó nuevamente con conductas muy extrañas. Era muy coqueto, pero comenzó a pedir y pedir comida.

“Pidió una entrada, un filete, dos acompañamientos, una copa de vino. Lucía como que estaba disfrutando”.

-Diane Guilmette, a CBS 2-

Cuando Diane dejó de responder a sus intentos de llevar las cosas a un plano más físico, él le dijo que debía hacer una llamada y se levantó de la mesa.

Diane esperó. Y esperó. Y esperó. Esperó por 50 minutos, sin poder comprender cómo este hombre la había dejado allí.

CBS.

Cuando se cansó y lo llamó no contestó, luego intentó enviarle un mensaje por su cuenta de Plenty of Fish, pero él la había bloqueado. Tuvo que pagar una cuenta de más de 160 dólares.

Pero lo peor es que no es la única que ha caído en la “trampa” del hombre.

Cuando compartió su foto en Facebook y contó lo que pasó, muchas mujeres confesaron haber sido estafadas por él. Cuando le preguntaban por qué pedía tanta comida, él contestaba que era fisicoculturista.

La cadena CBS 2 agregó que el hombre no solo estafaba mujeres, sino que también debía el costo de un corte de pelo y tintura en una peluquería de Los Ángeles, Estados Unidos.

¡Increíble! Por lo menos ahora las mujeres que usan esa aplicación están advertidas de no caer en sus redes.

Puede interesarte