Por Ghalia Naim
12 septiembre, 2017

A esto le llamo literalmente “dulces sueños”.

Tener hambre justo antes de dormir es un mal que muchos sufrimos en silencio, pues no nos atrevemos a probar bocadillo alguno pensando en las  calorías, ¿o no? Bueno, tampoco hay que ser tan drástico con el asunto, darse sus gustos de vez en cuando no hace daño, todo lo contrario, alimenta el alma, Sin embargo, el hambre se siente todos los días y hay una manera de controlarla ¿Cómo? Sencillo, existen abundantes alimentos bajos en calorías y además muy nutritivos que podrás disfrutar muy cómodo en cama  sin preocuparte por nada.

Aquí van 10 de ellos:

1. Pistachos

Ricos en aceites esenciales y aunque contienden un poco menos de 9 calorías, un puñado estará más que ideal.

iStock

2. Helado de yogurt

Prepara un apetitoso helado de yogurt mezclado con la fruta que desees.

iStock

3. Crema de coco o mango

Mezcla mango y leche de coco, obtendrás una exquisita mezcla con menos de 200 calorías.

iStock

4. Semillas

Ricas en aceites y muy bajas en calorías. Si quieres comer algo en la cama mientras ves tele sin arrepentirte… Esta es tu mejor opción.

iStock

5. Gelatina

Perfecta y deliciosa. Solo busca una baja en azúcar o simplemente en “zero”. Tu mismo puedes endulzarla agregando frutas, stevia natural, mermelada natural o crema de coco. Con suerte llega a las 40 calorías.

iStock

6. Almendras

Toma un puñado de almendras y cómetelas sin peso de conciencia. Si deseas mejorar el sabor, tuéstalas en una sartén y luego agrega un poco de stevia natural y canela.

iStock

7. Galletas con base de mantequilla de maní

Tienen casi 300 calorías, pero al menos no son pura azúcar. La receta puede ser con harina de almendras y mantequilla de maní.

iStock

8. Arándanos congelados

Antioxidantes y bajas en calorías. Come solo un puñado.

iStock

9. Leche con miel

Preferiblemente, la leche debe ser de almendras. Agrega un poco de miel y canela y tendrás un dulce batido que te hará dormir como bebé.

iStock

10. Helado de banana

La textura de la banana machacada al congelarse es similar a la de un helado común y no necesita más azúcar.

iStock

¡Que duermas bien!