Por Ghalia Naim
18 diciembre, 2017

Un recorrido por los platillos más «Kitsch» de la década hippie.

Durante la época de los 60 y 70 los colores se apoderaron de la mayoría de las expresiones artísticas, incluyendo la gastronomía. Justamente por eso, comenzaron a aparecer en las mesas de reuniones familiares y celebraciones cierta clase de extraños platillos. Grandes jaleas y patés protagonizaron las cenas durante un buen tiempo y ciertamente esperamos que eso no vuelva a ocurrir.

Solo mira esto:

1. Mayonesa en un molde

En serio, ¿alguien se comía esto?


2. Tarta de aceituna y carnes en gelatina

Siento que la decoración hace que se vea salido de una película de terror ¿Qué no podían servir la comida de manera normal?

 


3. Un gran pate en forma de pez

No sé que es peor, si el color o la forma…O el sabor que debe tener.


4. Langosta en una cama de ensalada con todo los vegetales existentes

Ahh, claro, y que no falte el huevo…¡Mucho huevo alrededor!


5. Piña rellena con pasta de atún y vegetales

Supongo que no debe tener un mal sabor, pero es demasiado, ¿no?


6. Bananas con queso y tocino al horno

Sé que entre gustos y colores no hay nada escrito pero definitivamente  este plato se salió de control. Estoy segura que es un dolor de estómago confirmado.


7. Gelatina de camarones y tomate

A esto se le llamaba «pastel» y de delicioso no tiene nada… Estoy segura de que un bol con camarones con salsa de tomate sofrito hubiese sido mucho mejor.


8. Y justo cuando creíamos haberlo visto todo… Aparece la lechuga rellena

No estoy segura qué tiene adentro, pero es una especie de atún o pollo con vegetales convertidos en paté… Tiípico de la época.


9. Comida a lo pescera

No estoy segura de qué contiene este platillo, pero seguro que alguien se lo comió, ¿le habrá gustado?


10. Y finalmente, el súper paté de pescado en forma de pescado

¿Los comerías?