Por Ghalia Naim
11 octubre, 2017

Existe un orden entre ingredientes… Jamás lo hubiese imaginado.

Uno de los platillos más recurrentes en Occidente, además de la pizza, es el famoso emparedado. Esta genial y rápida mezcla puede presentarse en pan cuadrado, redondo, francés, de hamburguesa y claro, siempre con un relleno apetitoso. Preparar un sándwich es una tarea sencilla, pero aún así requiere unos cuantos pasos específicos para que los sabores no se pierdan entre tantos ingredientes ¿Sabes hacer uno de estos? Varios chefs revelaron sus secretos para elaborarlos y a continuación te los mostramos.

¡No te los puedes perder!

1. El espesor de la carne

Nunca debe faltar, mientras más se note a carne, más apetitoso y mejor sabrá.

iStock

2. Dile sí a los encurtidos

No todos son fans de estos ingredientes, pero en caso de que no haya ningún paladar sensible entre los comensales, la mejor opción siempre son unos buenos pepinillos.

iStock

3. Mezcla

No temas combinar sabores, recuerda que de los experimentos siempre sale algo bueno… O la mayoría del tiempo.

iStock

4. Piensa de abajo hacia arriba

No es llegar y poner los ingredientes. Debes ir analizando cuáles pueden ir juntos y cuáles no. Por ejemplo, la mayonesa jamás toca el queso, pero sí el jamón. El orégano, siempre debe ir entre el queso y el tomate, nunca cerca de la carne.

iStock

5. Que la carne toque el pan

Nunca coloques los trozos entre los vegetales ya que pueden terminar resbalándose. Siempre al contacto directo con una de las caras del pan.

iStock

6. El corte de la carne

Es fundamental que la proteína que vayas a usar tenga el corte perfecto dependiendo de lo que deseas para el resultado final. Si es una hamburguesa, entonces debe ser una perfecta circunferencia. Sí es con carne de lomos, todos los trozos rebanados delicadamente.

iStock

7. Evita el exceso de agua

Es importante que el emparedado sea jugoso, pero tampoco es la idea que se empape el pan y termines comiendo una masa. Por eso, asegúrate de secar el exceso de grasa y usar vegetales secos.

iStock

8. Ojo con el queso

Dependiendo de la proteína que uses, elige el queso. Es fundamental que lo derritas antes de agregarlo o justo sobre la carne.

iStock

9. Usa el pan correcto

Según el resultado que desees, debes escoger el pan adecuado. Siempre que sea de textura gruesa, que no se haga miga y que quede crujiente al tostarse.

iStock

10. No exageres

Es fácil entusiasmarse con tantos ingredientes deliciosos, pero si llenas el pan se perderán los sabores y probablemente se te desarme antes del tercer mordisco.

iStock

¡Buen provecho!