Por Pamela Silva
7 junio, 2018

“Siempre revisa las promociones online, nos despiden si nosotros se las comentamos”.

Trabajar en comida rápida no es agradable, para nadie. Un usuario de Imgur (o usuaria, no sabemos) tiene muy en claro que su trabajo apesta, que no le gusta, pero ha decidido hacer algo con el poder que tiene en este momento y ayudar al resto de la humanidad a ser más felices.

¿Cómo? Relevando los secretos de su trabajo para que así tu pagues menos cada vez que quieras comer pizza (que asumo, son muchas veces).

 “Me pagan $ 0.55 por pedido completado, sin comisión. Odio ver a la gente [perder] dinero solo porque no saben que hay opciones”.

-MommaElle.

No sé ustedes, pero esto es lo más cercano a un santo que he sentido en la vida.

1. Ser amable con la persona que contesta al otro lado del teléfono.

 

Uno porque son personas como tú y dos, porque siempre te darán mejores cosas si tratas a alguien mejor.


2. Siempre pregunta cuál es el especial del día

 

En muchos locales de pizza tienen unos tres especiales por locación (porque no son los mismos en todo el país). Esos especiales son los únicos que los trabajadores pueden entregarles, pero son bastante buenos y económicos.


3. Siempre revisa online antes de llamar

 

Las promociones online son muuuucho mejores que las de la tienda física, el único problema es que quienes atienden el teléfono tienen prohibido comentárselas porque si no pierden sus trabajos. Así que conócelos y ahí te podrán responder todas tus dudas sobre esas promociones.


4. “¿Quiere queso extra?” es una pregunta delicada

 

Siempre te lo van a preguntar y parece una pregunta muy inocente, pero recuerden algo importante: SIEMPRE TE COBRAN POR ESE QUESO EXTRA, NO ES UNA OFRENDA DE BUENA FE. Así que no piensen que es gratis, siempre te cobrarán.


5. Además, el queso extra nunca cuenta como ingrediente

 

Si llevas dos ingredientes y te ofrecen queso extra, eso no es tu tercer ingrediente. Siempre tenlo claro, porque te van a cobrar el dinero extra sí o sí.


6. Igual que los distintos tipos de corteza

 

No es simplemente cambiar una por la otra, la básica viene incluida en el precio y cualquier otra, por más mínima que sea la diferencia, te la cobran a parte.


7. Nunca pidas las pizzas especiales

 

Esas que ya vienen listas, son bastante más caras y siempre puedes armarlas tu mismo. Por ejemplo, no pidan “pepperoni lovers” sino que ármenla ustedes mismos, siempre les costará menos dinero.


8. Lo único gratos son la salsa extra

 

No te cobran por eso, así que puedes pedir más salsa tanto en la mesa como en la misma pizza.


9. ¿Pero paquetes de queso y ají?

 

Bueno, adivinaste, se pagan.


10. En serio, personalicen ustedes mismos sus pizzas

 

Todas esas pizzas maravillosas que ven en los anuncios, siempre pueden construirla ustedes mismos e incluso si necesitan agregarle un ingrediente extra ¡saldrá más barato que comprar la otra!