Por Kat Gallardo
29 mayo, 2018

Para que tengas una cena digna de Boda Real.

El misterio es parte de la mística de la familia Real británica y más aún, de su principal miembro, la Reina Isabel. Afortunadamente, hay muy pocos secretos que se llevan a la tumba y compartir algunos relacionados a su cocina, tampoco es un pecado mortal.

Los cocineros del Palacio de Buckingham han compartido un par de detalles a través de los años, que si los juntamos, podemos obtener un gran acercamiento al menú de la reina. Pero lo mejor de todo, es que siempre se pueden copiar, en cualquier cocina.

1. En la cocina de palacio trabajan alrededor de 20 cocineros

La Reina prefiere productos provenientes de las granjas y campos de Gran Bretaña y sus cocineros deben seguir las reglas que ella dicta para la creación de su menú personal. Pero hay que recordar que en el palacio también viven muchas otras personas, entre familiares y trabajadores, por lo que el número de cocineros trabaja bastante durante el día.

2. Su desayuno es contundente e indiscutible

Isabel es una mujer de tradiciones, por lo que su menú al desayuno no cambia a través del tiempo. Al despertar, toma una taza de té Earl Grey (sin leche ni azúcar) y un par de dulces típicos ingleses. Pero como despierta muy temprano, no podríamos decir que eso es lo único que come en la mañana.

https://www.instagram.com/p/Bitl4kOhzAF/?taken-by=buckinghampalaceshop

Luego del té y un par de actividades, come cereales y frutas. Sus marcas favoritas son Kellogg’s, Quaker Oats y Weetabix. Ah, pero los cereales deben estar almacenados en contenedores, no en la caja, ya que ella cree que es la mejor forma de que se mantengan frescos.

Hay días en que prefiere comer algo más que eso, por lo que añade tostadas con mermelada o huevos (siempre café) con salmón. Pero no todos los días.

3. Siempre toma un aperitivo antes del almuerzo

Antes del almuerzo, la Reina disfruta de un ginebra y Dubonnet (un aperitivo a base de vino dulce) con una rodaja de limón y mucho hielo.

4. Sigue la regla de “no almidones” al almuerzo

Sus almuerzos tienden a ser algo como pescado o pollo a la parrilla con verduras. Prefiere las espinacas o los calabacines. Pero jamás complementa su almuerzo con papas, arroz o pasta, ya que tiene una regla de no ingerir almidón con su almuerzo.

Cuando está acompañada, come almidones ocasionalmente.

https://www.instagram.com/p/BjNKsqBHp0L/?tagged=fishfood

5. Siempre toma el té de la tarde

Como toda británica de corazón, el “afternoon tea” jamás puede faltar. Este se sirve alrededor entre las 4 y 5 de la tarde. En esta típica comida que viene como tradición de 1840, se acostumbra a comer pequeños bocados acompañados con té.

Hay pequeños sandwiches con pepino, salmón ahumado, huevo y mayonesa, o jamón y mostaza con las cortezas eliminadas (para ahorrar calorías, sin duda). Pero sus favoritos son sin duda los que tienen mermelada de frambuesa o los pasteles de miel y crema.

6. La carne de vacuno se come en la cena

Para la cena, prefiere filetes de carne de vaca o venado, faisán o salmón, que provienen de granjas en Sandringham y Balmoral. La carne se sirve con una salsa de champiñones, crema y whisky.

7. Nunca debe faltar el chocolate

La reina adora el chocolate, sobre todo el negro, que contiene más de 60 por ciento de cacao. Degusta chocolates finos, pero también los de supermercado. Charbonnel et Walker, Bendicks y Prestat tienen todas las garantías reales, pero las marcas como Cadbury y Nestlé también se pueden encontrar en la casa real.

8. Puedes copiar sus postres favoritos

Sus postres incluyen fresas de Balmoral, o melocotones dulces y blancos de los invernaderos del Castillo de Windsor.

Ama el pastel de galletas de chocolate, el mousse de chocolate y un bizcocho de ganache de chocolate tradicional.

https://www.instagram.com/p/BjP8EDmA2To/?tagged=royalweddingparty

9. El día se termina con champagne

Por lo general, toma una copa de Champagne por la noche, según The Independent, probablemente elegida entre las ocho marcas, incluidas Bollinger, Lanson y Krug, a las que se les ha otorgado una orden real. Pero no esperes que tome grandes copas, es siempre en porciones pequeñas.

10. Cuando hay banquetes, se respetan todas las creencias de los invitados

Si bien cuenta con varios cocineros, no todos ellos trabajan en el palacio a diario. Pero todos están involucrados durante los grandes banquetes que se llevan a cabo 2 o 3 veces al año. Especialistas del Ministerio de Asuntos Exteriores también participan en la preparación de los eventos importantes garantizando que no haya platos sobre la mesa que no se correspondan con las creencias religiosas y las preferencias personales de los invitados.

https://www.instagram.com/p/BEOH-G2nQ3X/?taken-by=buckingham.palace.pictures