Por Javiera Oliden
9 agosto, 2017

Todo este tiempo el problema no era la ensalada, eras tú.

Si de buenas intenciones se tratan, no hay una más popular y menos seguida que la de comer más ensaladas. Por mucho que te sepas de lo beneficiosas que son, es difícil crear el apetito para una ensalada cuando te imaginas un mar de lechuga sin mucho sabor y lacia por el aceite, con un par de otros vegetales en medio. Si lo que quieres es preparar ensaladas que te den ganas de comer, utiliza los siguientes trucos.

1.Piensa más allá de la lechuga

Hay otros verdes de cada estación que puedes comer, y estarán más sabrosos.


2. Mezcla los tipos de hojas

En la variedad está la clave para que tu ensalada no sea tan aburrida.


3. Remoja y seca las hojas

Simplemente enjuagarlas no quita toda al tierra. Además si luego de lavarlas quedan con agua, el agua interferirá con el aceite del aderezo, y es lo que hace que tu ensalada quede aguada y poco apetitosa.


4. Juega con las texturas

#cafeathome #nutssalad #london #うちdeカフェ #生マッシュルーム #ナッツサラダ #ロンドン生活

A post shared by Ikarikaring (@ikarikaring) on

Agregar elementos crujientes, como nueces, almendra o crutones, no solo la hará más entretenida, sino que más llenadora. Contrasta texturas, como por ejemplo algo crujiente y algo cremoso, como un queso.


5. Y juega con el sabor

Los verdes sueles ser más amargos. Añadirles sabores cítricos, dulces o salados hará que tu ensalada sea mucho más atractiva para tu paladar.


6. Por ejemplo, pónle fruta fresca

Frutas que son a la vez dulces y ácidas, como las frutillas o manzanas verdes, quedarán muy bien en tu ensalada.


7. Dale un toque tostado

NEW~ Honey Mustard Roasted Nuts on the blog! So easy & perfect for fueling up on those busy workdays. Do ittt! Link in profile

A post shared by Allie || Feed Me Simply (@feedmesimply) on

Tostar las nueces, almendras y similares realza su sabor.


8. No temas usar hierbas e incluso flores

I like putting plants in my body #herbivore

A post shared by Abby David (@abbyjdavid) on

Hierbas como la menta, la albahaca o el cilantro pueden darle otro sabor a tu ensalada. Y si tienes la oportunidad, puedes ser más gourmet y añadirle flores comestibles.


9. Pónla en un frasco

A veces la comida entra por los ojos, por lo que un frasco es una buena idea. Además será más portable. Los elementos húmedos deberían ir abajo.


10. No te olvides de la proteína

No tiene que ser algún tipo de carne necesariamente. Los garbanzos y otras legumbres le darán un toque a tu ensalada y te dejarán más satisfecho.


11. El aderezo es más que sal y aceite

Por ejemplo, si quieres que sea más cremoso, añádele un poco de yogurt griego. O pruebas aceite balsámico con mostaza y miel como en la foto.

¿Estás preparado para hacer la mejor ensalada?