Por Camilo Fernández
5 julio, 2018

No es que la carne se encoja sola, es que lo estás haciendo mal.

Todos nos creemos los maestros de la parrilla en cuanto hamburguesas se trata. Pensamos que nuestros trucos son los mejores y no dejamos que nadie nos contradiga. La triste verdad es que nada de eso se condice con la realidad, porque nuestras hamburguesas no saben 5 estrellas como quisiéramos.

Reunión tras reunión, cometemos errores de los cuales no aprendemos y olvidamos detalles que después nos pesan y arruinan la experiencia. La carne se encoge o se desparrama, el queso se derrite, todo queda pasado a humo y tantos otros errores.

Para evitar todos esos errores de principiante, te dejamos una guía con los 11 problemas que todos cometemos cuando hacemos nuestras hamburguesas. ¡Aprende a evitarlos! Y lúcete.


1. No compras la cantidad correcta de carne

hamburgare.org

Terminas haciendo hamburguesas miserablemente pequeñas para todos.


2. La parilla es un asco

eggheadforum.com

Tus hamburguesas terminadas pegadas por la cantidad de suciedad acumula. La mejor forma de limpiar el artefacto es tenerla tibia, cepillarlo con una escobilla y limpiar con una toalla de papel aceitada. Recuerda, la parrilla tiene que estar tibia. 


3. Tienes que fijar en la ración de grasa / carne

diadelaparrillada.com

Es importante que para que la hamburguesa sea exquisita, sea hecha de res. Con la carne molida nunca se sabe realmente si es 100% del mismo animal y no de algunos desechos. Siempre trata de asegurarte con el proveedor de lo que te está vendiendo y que la proporción sea 80% carne magra y 20% grasa.


4. Estás manoseando mucho la carne

ducksoven.blogspot.com

Mientras menos manejes la carne mejor, así evitas que la carne pierda su ternura. Una vez que les des la forma, trata de no tocarlas mucho más, ni siquiera la agregues a un recipiente para agregarle condimento. Inténtalo, verás que quedarán mejor.


5. No consideras el tamaño del pan

bakerskitchenuae.com

Tus hamburguesas serán una burla si esto pasa. La carne suele encogerse cuando se cocina, por lo que tienes que tener esto en cuenta cuando le des forma a la carne molida. Hazlas una pulgada más ancho que el pan. 


6. Añades sal a la carne antes de hacer la hamburguesas

bonappetit.com

¡No lo hagas! Solo hecha sal cuando ya estésa punto de tirarlas a la parrilla, esto porque la sal extrae agua de la carne y comienza a disolver las proteínas, lo que hace que se peguen entre sí y vuelvan elásticas como una salchicha. Una vez sazonada la carne, pon ese lado hacia abajo en la parrilla, y cuando le des vuelta (a los 4 minutos aprox.), sazonas el otro lado.


7. Tus hamburguesas son unas bolas de carne

Flickr / bennyps10

Cuando son esferas, se hace difícil echarles ingredientes después. Para evitar eso, debes hacer una pequeña hendidura en el centro de la hamburguesa con tu pulgar. Así quedará más plana al cocinarse.


8. Están muy apretadas

Flickr / wynnie

Entre más compactas, no es mejor. Sé gentil y deja la carne de forma tierna. Con un mínimo esfuerzo para realizar la forma circular, bastará y todo sabrá mejor.


9. Las estás presionando demasiado con la espátula

mykitchendirt.com

Estás estrujando todo su jugo, y por ende, su sabor.


10. Añades el queso muy pronto

Meredith

Hazlas por 4 minutos. Dalas vueltas. Espera 2 minutos. Ve cómo esta la carne. Debe estar firme pero aún blanda. Y ahora agrega el queso. Espera dos minutos más. Siguiendo este esquema no hará que el queso se derrita por todos lados.


11. Cierras la parrilla para acelerarlo todo

Flickr / benmcleod

Lo único que se logra es que la hamburguesa no se cocine homogéneamente y se pase a humo. Asegúrate que la parrilla esté limpia y caliente antes de poner las hamburguesas, luego ponlas en la parte más ardiente. Cerrar la tapa no se hace que hagan más rápido, solo que tengan más humo.