Por Ghalia Naim
16 noviembre, 2017

Hay todo un mundo más allá de las hamburguesas.

Preparar un almuerzo o una cena es, a veces, algo que causa muchas incomodidades y nervios. Tienes que decidir los ingredientes, el platillo, intentar que sea lo suficientemente sencillo y, además, procurar no quedar en la bancarrota incluso si estamos cocinando para muchas personas. Es allí que la carne, especialmente la versión molida, hace su entrada triunfal. En general se suele usar para hacer hamburguesas y rellenar empanadas, pero la verdad es que hay todo un mundo de posibilidades de bajo costo a la hora de escoger recetas rendidoras y exquisitas.

Acá te dejamos varias opciones, guárdalas para no perderlas.

1. Un rollo de carne que en su interior lleva jamón y queso (ver receta)

Recetín

2. Unas ricas papas cocidas con carne en salsa (ver receta)

Kiwilimón

3. Un pastel de puré de patatas y carne de otro mundo (ver receta)

Kiwilimón

4. Unas bolitas perfectas para un aperitivo (ver receta)

Mi diario de cocina

5. Unas bombas de carne y queso cubiertas de tocino (ver receta)

Oh I Bite It

6. Unos bollitos pelones para nunca para de disfrutar (ver receta)

Mamá contemporánea

7. Un pastel de carne para saborearse durante horas (ver receta)

Antojado Ando

8. Estas ricas brochetas también son una buena opción


9. ¿Qué tal unos aros de cebolla que llevan carne molida en su interior? (ver receta)

Sabores

10. Unos muffins de carne también son una buena opción…


11. Y si realmente nada te convence, quizás esta receta de salchiburgers lo haga

¿Te animas a compartir la receta que tú prepararías con 500 gramos de carne molida? ¡Cuéntanos en los comentarios!