Por Ghalia Naim
6 septiembre, 2017

Ahora entiendo por qué el bistec nunca me queda como de restaurante…

Todos tenemos pequeños y geniales trucos que nos ayudan a conseguir los mejores resultados en la cocina, sin embargo, muchas veces nos equivocamos suponiendo que nuestra “milagrosa” técnica es la mejor. Aunque cocinar es todo un arte y requiere imaginación, existen ciertas reglas elementales que todo aventurero en el mundo culinario debe tomar en cuenta.

Aquí van 12 errores que posiblemente estás cometiendo sin notarlo:

1. Sofreír el ajo

Piensa bien antes de sofreír el ajo. Si deseas que el aceite tome su sabor como parte del secreto en tu platillo, hazlo a fuego bajo. Pero de lo contrario, siempre agrégalo un poco antes de que los ingredientes terminen de cocinarse. Recuerda que el ajo es sensible y puede quemarse fácilmente.

iStock

2. Freír en aceite de oliva

Al calentar este aceite pierde sus propiedades y dependiendo de con qué lo mezcles hasta podría arruinar el sabor del platillo. Déjalo para aderezar platos fríos y ensaladas.

iStock

3. Llenar demasiado la sartén

Lo ideal es que los trozos no se toquen para que cada uno pueda mantener su sabor. Por lo contrario, si deseas que los sabores se mezclen llénala de productos.

iStock

4. Medir porciones con un vaso y no con un instrumento

Muchos alimentos quedan perfectamente cocinados usando las porciones de una taza o vaso, pero recuerda que no todos los platillos son tan flexibles. Si vas a preparar postres, no dudes en usar un medidor.

iStock

5. Freír carne en una sartén antiadherente

No quedará mal si usas una de estas, pero no resultará como esperar. Lo mejor para freír carnes es una sartén de tipo grill o de hierro fundido,  ¡notarás de inmediato la diferencia!

iStock

6. No calentar suficientemente la sartén

Espera a que esté en su punto para agregar los ingredientes, de otro modo absorberán exceso de aceite o se quemarán.

iStock

7. Añadir poca sal al agua de la pasta

No temas agregar suficiente sal, pues de lo contrario podría quedarte una pasta insípida. Prueba con 1 cuaharada por cada 300 gramos de pasta.

iStock

8. Agregar carne recién salida del congelador a la sartén

Siempre que puedas, déjala que se tempere con la calidez del ambiente y si estás muy apurado al menos caliéntala un minuto en el microondas en modo “descongelar” . De todos modos, la primera opción siempre será mejor.

iStock

9. Cortar la carne recién cocinada

Siempre que termines de preparar un trozo de carne, déjala reposar unos tres minutos para que todos sus jugos se distribuyan de manera uniforme.

iStock

10. Mover la comida al cocinarse

Si la receta exige que revuelvas constantemente, hazlo. Pero si no, limítate a un simple método: vuelta y vuelta.

iStock

11. Refrigerar TODOS los alimentos

Siempre que no haga demasiado calor en el ambiente, deja los tomates, cebollas, ajos, papas y frutas como la manzana y y kiwis lejos de la nevera. Si vives en un sitio con un clima tropical con altas temperaturas, lo mejor es hacer lo contrario: refrigerar.

Nota: Sin importar el calor o el frío, las bananas JAMÁS se deben  guardar en el refri.

iStock

12. Sobrecocer los huevos

Si notas que el borde de la yema se torna gris, es porque los cocinaste demasiado. Asegúrate de que siempre queden amarillos y firmes. Por lo general, el tiempo de preparación es máximo 10 minutos.

iStock

¡Esperamos te sirva!