Por Ronit Rosenberg
25 septiembre, 2018

¿Te queda desabrido o pegajoso?

Uno de los alimentos más básicos para comer pero más difíciles de preparar es el arroz. Seguramente ahora me estás viendo con cara de ¡¿ah?! Sí, necesita solo agua y sal. Pero, en realidad, cocinar un buen arroz no es fácil. Un arroz que tenga la consistencia perfecta, que no esté pegajosa, que no tenga grumos y que tenga buen sabor puede ser una tarea bastante desafiante si no conoces la técnica.

Aquí, 12 trucos infalibles que te ayudarán a lograr un arroz graneado y delicioso:

1. Compra el arroz adecuado

Popovaphoto

No puedes esperar que el arroz te quede graneado si estás comprando uno de grano corto especial para sushi. Hay muchos tipos de arroz y cada uno queda con un sabor y textura diferente tras ser cocinado. Averigua bien qué tipo de arroz es el adecuado para la receta que quieres preparar.


2. No te guíes siempre por el 2:1

Cobraphoto

Existe una creencia común de que el arroz se prepara con dos tazas de agua por una taza de arroz, pero eso no siempre aplica. Nuevamente, todo depende del tipo de arroz y de la olla que estés usando.


3. Lava el arroz en un colador

krnford920

Siempre pero siempre lávalo unos minutos en un colador antes de cocinar. Deja que caiga el chorro de agua sobre el arroz crudo. Esto ayudará a que quede menos pegajoso y grumoso.


4. No lo revuelvas mientras se cocina

paryasvegan

No. Jamás. El arroz NO se toca mientras está en el fuego. Te va a quedar una masa blanca molida.


5. Usa una olla baja y no profunda

Arinahabich

Lo ideal es una arrocera, pero si no tienes una, jamás debes cocinar arroz en una olla profunda donde cocinarías pasta, por ejemplo. Usa una bajita y mediana si es para una cantidad mediana de arroz. Si es mucho arroz, debe ser en una olla más grande aún. Mientras más pequeña la olla, más pegajoso.


6. Una pizca de aceite de oliva

Neustockimages

Genial truco para evitar que los granos se peguen entre sí.


7. Tuesta una porción cruda

https://www.instagram.com/p/BkH5RURALND/?tagged=cookingrice

Para darle un sabor especial, puedes tomar cierta porción del arroz crudo y tostarlo en un sartén (sin agua por supuesto ni tampoco aceite) directo al fuego. Revuelve energéticamente para que no se vayan a quemar los granos. Luego, lo juntas con el resto del arroz y lo cocinas.


8. Usa sal rosada o de mar antes o después

Puedes salarlo mientras esté crudo o posterior a su cocción, pero jamás durante. La sal rosada o de mar le aportará un sabor más contundente y es más sano.


9. Cubre la olla con un paño de cocina bajo la tapa

thewanderlustkitchen.com

Unos minutos antes de que termine su proceso de cocción, cubre el arroz con un paño de cocina y encima pon la tapa. Esto absorberá la condensación y evitará que quede pegajoso o con grumos.


10. Déjalo reposar 15 minutos antes de servir

life___me.ee

Se redistribuirá mejor el calor y la hidratación del grano. Esto hará que tenga una mucho mejor consistencia al comerlo.


11. El arroz integral cocínalo como una pasta

Fonrimso

El grano integral de por sí es mucho más duro, así como la harina integral. Para lograr que te quede más suavecito y terso, cocínalo en una olla más profunda y cúbrelo completamente de agua, así como a unos spaghettis. Lo más probable es que no todo el agua se absorba, simplemente retira el exceso y ya.


12. Si estás en apuros, se puede cocinar en el microondas

cherieknipe

¿A que no sabías? Pues sí, pero tendrás que ir probando con cuánta agua queda bien porque cada microondas tiene una potencia diferente. Cocínalo en un plato hondo, no en un bowl.