Por Ghalia Naim
13 septiembre, 2017

¿Solo te comes la cremita del centro? Lamento decirte que eres un charlatán.

Así como el horóscopo y los psicólogos pueden revelar mucho de la personalidad humana, la comida también es capaz de cumplir esta función. Aunque no lo crean, nuestra manera de comer y preferencias culinarias son un real espejo de cómo somos en realidad y los postres aún más. Si quieres conocer un poco más de tu personalidad, mira esta lista de 13 modos de comer pastel.

¡Aquí vamos!

1. El que pide pastel con helado

Sabe lo que es disfrutar al máximo un postre. Es amante de los dulces y se muere por ellos. Es un aventurero culinario.

iStock

2. El que no puede comer si no tiene un café

Disfruta más las mezclas de sabores que un mismo platillo en sí. Por lo general, trabaja mucho y necesita una fuerte porción de calorías y cafeína.

iStock

3. El que prueba un poco de todo

Quizá está a dieta y por eso no pide un postre para él solo. Otra opción es que sea demasiado indeciso y prefiere probar todo hasta encontrar su sabor predilecto.

iStock

5. El que solo mete la cucharilla en el relleno

Goloso por naturaleza. Todos sabemos que el relleno es lo más rico, así que esta clase de persona es rápida, golosa y siempre consigue lo que quiere.

iStock

6. El que solo come pastel de vainilla

Tradicional y mañoso. Solo le gusta el pastel de su mamá o el de su abuela. Casi nunca come dulces afuera porque según “en casa quedan mejor”.

iStock

7. El que separa el glaseado

Típico individuo mañoso, que cuenta calorías, le teme al azúcar o tiene un estómago delicado. Es la clase de persona que prefiere dulces light pero se come el pastel de la fiesta por cortesía.

iStock

8. El que únicamente come pastel de chocolate y sus derivados

Amante del chocolate, no así de los dulces. Solo se come el pastel porque es de chocolate, de otro modo, preferiría maní o una pizza.

iStock

9. El que jamás comparte

Ansioso y goloso. Posiblemente lleva días pensando en su delicioso postre, así que por nada del mundo te dará un pedazo.

iStock

10. El que solo se come todo el glaseado

Sigue siendo un niño por dentro. El bizcocho es en exceso llenador y prefiere satisfacer su boca con las altas cantidades de azúcar y colores del glaseado.

iStock

11. Típico, el que odia el pastel pero ama el pie

Quisquilloso y malcriado, pero también con buen gusto. Quien prefiere el pie antes que la torta sufre en los cumpleaños y definitivamente anda en busca de la mejor receta de pie de limón por todos lados.

iStock

12. Esa gente a la que le gustan los pasteles duros

Incomprensible, pero cierto. Hay personas que adoran comer bizcocho de hace días porque según es “más compacto”…

iStock

13. Y claro, siempre está el que odia el pastel

Es de ese extraño grupo al que no le gusta la pizza, el chocolate, la pasta, la piña, las fresas o los malvaviscos… ¿Qué gustará?

¿Cuál eres tú?

Te puede interesar

Frutos secos especiados

5 septiembre, 2017