Por Javiera Oliden
3 agosto, 2017

Si hicieran una película de tu vida, el co-protagonista sería tu plato favorito.

Cuando tu gusto por la comida se transforma en amor, y luego en obsesión, adoptas ciertas actitudes que a algunos le podrían parecer extrañas. Incluso puede que te miren raro. Pero no estás solo. Estos son algunos de los momentos por los que han pasado todos aquellos que aman la comida desesperadamente.

1. Ese momento cuando te paras, y hay una lluvia de migas cayendo desde ti


2. Las versiones mini de tus comidas favoritas son lindas, pero no llenan el vacío de tu corazón


3. No piensas en lo que tienes que hacer mañana, piensas en lo que vas a comer mañana


4. Divides tu día no por horas o actividades, si no que por las distintas comidas del día. Incluyendo el segundo desayuno


5. Beyoncé lleva salsa picante a todos lados, tú llevas lo que hay en tu refrigerador a todos lados


6. Si viajas a algún lado, lo primero que buscas es un lugar donde comer


7. Es lo primero que dices cuando alguien te pregunta tu hobby


8. ¿Vas a poder comer todo eso? La respuesta es siempre sí


9. Vitrineas en el supermercado


10. No importa cuán deprimido estés, algo rico siempre te levanta el ánimo


11. La manera de llegar a tu corazón es a través de la comida


12. La fiesta solo te interesa si va a haber comida


13. Bufet es una de tus palabras favoritas


14. Para ti la frase no es baila como si nadie estuviera mirando, es baila como si estuvieras comiendo tu plato favorito


15. La cara que pones cuando alguien te dice que olvidó comer

¿Cuál te identifica más? ¡Compártelo con ese amigo que ama comer!

Te puede interesar

Quiche lorraine

5 septiembre, 2017