Por Ronit Rosenberg
13 julio, 2018

¡Las puedes hacer todas y aún llegarás a fin de mes!

Si eres un estudiante que vive solo, si recién perdiste tu trabajo o si estás endeudado hasta el cuello, sabrás que el tema de la comida es algo sensible. Cuando uno está con la cuenta del banco muy apretada, se empieza a pensar en qué poder gastar menos..

Adiós lujos. Uno de ellos es comer rico y novedoso, y ni hablar de salir a un restaurant. Pero lo cierto es que aunque estés en bancarrota, puedes seguir comiendo delicioso. No todo tiene que ser comida en caja.

Aquí, 15 deliciosas preparaciones que puedes cocinar y aún así llegar a fin de mes responsablemente. Te dejo dos recetas variantes de cada preparación. ¡Toma nota!

1. Sopa crema de tomate (ver receta)

Este plato es ideal para el invierno. Además, los ingredientes no son nada de caros. Acompáñala con láminas de pan tostado y parecerá una preparación de restaurant.


2. Papás rellenas al horno (ver receta)

Esta verdura es por excelencia el alimento más reconfortante y barato que hay. Ya basta de pensar que solo puede comer papas cocidas o fritas. Este delicioso plato te dejará muy satisfecho. Lo bueno de este plato es que puedes agregarle a las papas todos los ingredientes que te vayan sobrando en tu refrigerador: desde especies, verduras hasta proteínas.


3. Yakimeshi /Arroz frito  (ver receta)

¿Hay algo más reconfortante que un plato de arroz? Si estás aburrido del típico, prueba esta preparación excelente para almuerzo o cena.


4. Estofado (ver receta)

Si no sabías, este plato se inventó como opción para aprovechar todas las verduras restantes y ser una preparación contundente y suficiente para toda la familia. Es lo mejor para el invierno y es muy fácil cocinarlo. Si la carne es muy cara en tu zona, puedes reemplazar con proteínas vegetales.


5. Pasta en una sola cacerola (ver receta)

Fácil, barata, contundente y rica. Cocina los tallarines y el resto de los ingredientes en una sola cacerola.


6. Quesadillas de verduras (ver receta)

Si amas la comida mexicana pero tu restaurante favorito subió los precios, prepara este delicioso plato en casa. Es nutritiva y perfecta para una noche de tacos especial con amigos.


7. Quiche de papa y jamón (ver receta)

¿Qué hacer si tienes papas muy maduras? Pues un quiche es la mejor opción. Para agregarle proteína, puedes ponerle jamón o pollo.


8. Charquicán (ver receta)

Tan simple como juntar todas las verduras que tienes disponibles.


9. Guiso de lentejas (ver receta)

Este legumbre esta subvalorado. Además de tener un precio por accesible, son deliciosas. Esta receta te obsesionará. Son muy nutritivas, especiales para veganos.


10. Macarrones con queso (ver receta)

No tuviste infancia sino comiste este plato. Seguramente comiste el que venden en el supermercado para llegar y preparar, pero es más rico si lo preparas tú en casa. Su precio es muy accesible, pues puede que te quede presupuesto para agregarle panceta, pollo o carne.


11. Pasta con atún de tarro (ver receta)

Realmente es una delicia. Cocina la pasta de tu preferencia, agrega crema, salsa de tomates y atún de tarro. Especia con orégano y ¡voila!


12. Sloppy Joe (ver receta)

Si eres amante de las hamburguesas pero no tienes el dinero suficiente, aquí es cuando una Sloppy Joe se vuelve salvadora. Además, es mucho más rápido de preparar y menos trabajoso.


13. Guiso de portos negros frío o caliente (ver receta)

Los frijoles o porotos negros son una excelente fuente de proteína. Para los veganos o para quienes no tienen dinero para estar comiendo siempre proteína de animal, que normalmente es mas caro.


14. Wraps de lechuga con pollo o carne (ver receta)

¿Quién dijo que la lechuga era solo un alimento para ensalada?


15. Guiso de salchichas y verduras (ver receta)

Cocina todas esas verduras ya muy maduras en una cacerola con salchichas y tendrás un plato muy contundente y por sobre todo, fácil, rápido y barato.