Por Javiera Oliden
21 noviembre, 2017

Es hora de renovar las cosas en tu relación amorosa con la pasta.

Los fanáticos de la pasta podríamos comerla todos los días. Pero hasta el más empedernido no puede comer la misma pasta con salsa boloñesa todos los días. Y es que a pesar de lo deliciosa que es esta mezcla de salsa de tomate, carne y pasta, en la variedad está lo mejor de la vida. Así que inspírate con las siguientes recetas, que están como para no para de comer pasta de aquí a la eternidad.

1. Pasta con salsa alfredo, pollo y espinaca

La salsa Alfredo es tan clásica, que es infaltable.


2. Salsa de nuez para las pastas

Prueba algo distinto.


3. Macarrones con queso

Porque no hay nada que no sea mejor al ponerle queso.


4. Espaguetis al vino tinto

Para deleitar a tus comensales.


5. Pasta a la parmesana

Para cuando deseas comer algo más simple.


6. Pasta de calabacín y pesto

Para los que disfrutan de comer cosas verdes y livianas.


7. Fetuccini de tomate albahaca con un huevo pochado

Para los que no pueden vivir sin el tomate.


8. Gnocchis de papas y espinaca

Para los que se dan el tiempo para darse un gusto.


9. Espaguetis con camarones

Para esas ocasiones especiales, en las que deslumbrar es vital.


10. Ensalada de pasta

Para sentirte más saludable al comer tu pasta de siempre.


11. Pizza de fetuccini

Para los que aman toda la comida italiana.


12. Pasta de brócoli y pasta de fondue de queso

Para los que necesitan más de una opción.


13. Lasaña de verduras

Por supuesto que no podía faltar la lasaña.


14. Noodles con pollo teriyaki

Prueba algo nuevo y delicioso, no te arrepentirás.


15. Conchas rellenas

Porque todas las cosas rellenas son una delicia y combaten el hambre al 100%

¿Cuál es tu alternativa a la boloñesa favorita?