Por Camilo Fernández
29 agosto, 2018

¿Se te olvidó sacar la mantequilla del refrigerador? Hay una pequeña solución.

Hornear es una ciencia bastante exacta. Todos los ingredientes deben estar en su justa medida o todo puede irse a la basura rápidamente. Si bien de los errores se aprende, en hacer pasteles y cosas dulces, todo el truco está en simplemente evitar las equivocaciones y listo.

Si sigues la receta, haces caso a las medidas y recomendaciones, el éxito está prácticamente asegurado. Pero sabemos que somos reticentes a ser obedientes.

Aquí te dejamos 15 de los errores más comunes cuando horneamos y que están arruinando nuestra pasión.


1. No leer la receta por completo antes de empezar

Pixabay

Si no haces la tarea completa, cuando estés cocinando te darás cuenta que faltan ingredientes que pasaste por alto o que debes esperar 2 horas antes de progresar al siguiente paso. Evita sorpresas desagradable asegurándote bien qué te pide la receta.


2. Sacas la harina directamente de la bolsa con la taza

thehappyhousewife.com

Si lo haces, es muy probable que estés usando más harina de la necesaria. Para una mejor medida, con una cuchara vierte el ingrediente en una taza y saca el restante con un cuchillo . Esto asegurará que la harina no esté muy tiesa.


3. No utilizas una pesa para medir tus ingredientes

Youtube

Si quieres hornear de verdad, debes ser riguroso. Pesar tus ingredientes es la única forma que te ayudará a alcanzar el éxito.


4. Utilizas bicarbonato de sodio en vez de polvos de hornear, o al revés

Target.com / walmart.com

Sustituir uno con la otra es bastante engañoso porque el bicarbonato necesita que reacciones con un ácido (limón o vinagre) para que actúe como levadura. Mientras que los polvos de hornear tienen el bicarbonato más un ácido incluido. No son en ningún caso intercambiables. Todo depende de lo que necesites.


5. No utilizas la mantequilla a temperatura ambiente cuando la receta lo estipula

Youtube

Si olvidas sacar la mantequilla una hora antes de usarla, una buena técnica es calentar un recipiente de vidrio en el microondas y cubrir la mantequilla con él.


6. No preparas la bandeja para hornear antes de comenzar a trabajar la masa

Pixabay

Cuando la mezcla de la masa estás lista, debes inmediatamente ponerla en el horno para no desperdiciar que los agentes hagan su trabajo, especialmente si usas levadura sola. Por eso debes mantener todo listo.


7. No utilizas papel mantequilla en tu bandeja

Youtube

Envolver un recipiente de hornear con este papel puede ser todo un desafío. Si aprendes bien la técnica, todo será más fácil.


8. Cuando bates la mantequilla y azúcar juntos y paras en la mitad

Youtube

No debes dejar de batir hasta que la mantequilla y el azúcar se hayan unido de forma homogénea. Para ver si está listo, coloca un pedazo entre tus dedos. Si apenas detectas gránulos de azúcar, estás listo.


9. No raspas el final del recipiente a medida que avanzas

Pixabay

Si no te enfocas en todo el recipiente, puedes dejar la mistad de los ingredientes atrapados.


10. No añades una pizca de sal a la masa

Aunque sea un postre dulce, la sal siempre es necesaria, ya que ayuda a enaltecer el sabor y agudiza aún más lo dulce.


11. No polvoreas cuando la receta te dice que lo hagas

locallovesvancouverisland.com

Se ve como un paso innecesario, pero ayuda a incorporar los ingredientes secos al resto de la mezcla y evitarás grumos grandes.


12. No precalientas el horno

Instagram @lmtiburtina

Si el horno está muy helado antes de empezar a cocinar, puede evitar que tu mezcla se infle.


13. No te fijas que el horno esté a una correcta temperatura

Amazon

Aunque tu horno esté precalentado, puede que no esté a la temperatura correcta. Y lo que te diga el propio horno, no es lo más confiable. Siempre es mejor tener un termómetro aparte.


14. Abres el horno mientras el pastel se está cocinando

laughinggif.com

Cada vez que abres la puerta, la temperatura del horno desciende. Esto evitará que el pastel suba perfectamente y hace más lento el proceso de horneado.


15. No esperas que el pastel se enfríe por completo antes de decorarlo

Instagram @laper.sampe.geter

La paciencia es la clave del éxito. Si echas crema a un pastel caliente, derretirá el “frosting”. Es mejor esperar que esté todo bien frío.