Por Ghalia Naim
3 enero, 2019

Después de ver esto, también será tu favorita.

Si me preguntarán cuál es la comida que más me gusta, sin duda diría que la árabe (la italiana en segundo lugar, obvio). Lo cierto, es que mi descendencia tiene mucho que ver con este particular gusto, sin embargo, más allá de mis genes, la comida de esta cultura es universalmente admirada por la fabulosa combinación de ingredientes y texturas que guardan en sus sabores miles de años de historia. En este recuento de las delicias del mundo, a continuación presentamos la de Medio Oriente.

¡Se te hará agua la boca!

1. Los árabes tienen uno de los mejores tés

Pocos saben, pero la traducción de «té» en árabe es «shai». Lo que cobra sentido cuando en Occidente nos referimos al té oriental como «té shai». Existen varios métodos de preparación dependiendo de la zona, pero usualmente se presentan dos:

  1. Se hierve el té de hoja y luego se le añade azúcar mientras aún sigue a fuego lento.
  2. Lo anterior más agregar especias como canela, cardamomo y hasta un toque de pimienta.
istock

2. Hummus

Sin duda la receta más popular de la comida árabe. Se trata de una exquisita crema de garbanzos con mantequilla de sésamo (tahini), aceite de oliva, mucho ajo, limón y un toque de comino para decorar. Además de ser súper saludable es en serio una delicia.

istock

3. Baba Ganush

Similar al hummus en vista pero muy diferente en sabor. Es una especie de puré de berenjena con un sabor único. Lleva comino, pimienta, ajo, limón, mantequilla de sésamo (tahini), sal y berenjenas ahumadas o asadas.

istock

4. Shawarma

Este popular sándwich que se sirve alrededor del mundo con carne de vacuno pollo, originalmente es de carne de oveja que es muy tradicional en los países árabes. Aunque el relleno varía dependiendo de la zona, usualmente se sirve de dos modos:

  1. Si es de pollo, en pan árabe extra delgado, con crema de ajonjolí y ajo. Todo rebosado en la grasa que cae de la cocinilla y tostado. Es bastante delgado y la gente suele comerse más de uno. Esta presentación es común en Siria.
  2. Si es de oveja, el relleno puede contener rábanos, tomate, perejil y hasta pepinillos. La crema de ajonjolí no puede faltar. Esta presentación es común en el Líbano.
istock

5. Café

La palabra «café» proviene del árabe «cahwii», que también significa café. La receta varía dependiendo de la zona, eso está claro, pero las especias siempre están presentes. En Siria, Líbano y Palestina se sirve en pequeñas tazas, muy espeso, puro, sin azúcar y con un toque de cardamomo. Combinarlo con los extra azucarados dulces es la tradición.  En Arabia Saudita, por ejemplo, agregan otras especias.

istock

6. Yogurt

«Laban», como se le dice en árabe, no es más que un simple yogurt casero que se usa para cubrir buena parte de la dieta diaria. Los árabes lo consumen de varias formas, por ejemplo:

  1. Como simple yogurt: le agregan aceite de oliva, condimentos y lo comen con pan.
  2. Para postres: Lo mezclan con duraznos o dátiles para el desayuno.
  3. En bolita: lo dejan secar hasta que logra una textura parecida al del queso ricotta. Hace una bola y la cubren de zaatar (mezcla de especias), para luego conservarlas en aceite de oliva.
  4. Como pasta: lo dejan secan hasta conseguir la textura anterior, pero simplemente lo usna para preparar emparedados a la plancha que se acompañan con tomate.
istock

7. Dulces

Estos manjares son de otro mundo, no hay duda. Son una bomba de mantequilla y azúcar, pero su crujiente masa de hojaldre con pistacho y agua de rosas lo vale 100%. Existen decenas de variedades y, como dato curioso, Damasco (la capital de Siria) es famosa por tener los mejores dulces del mundo árabe…Bueno, eso es lo que dicen.

istock

8. El pan

Existen tres presentaciones de pan comunes:

  1. El normal de unos 30 cm de diámetro, que es una simple mezcla de harina, agua, algo de mantequilla y levadura (en su mínima expresión).
  2. El normal pequeño: Este se usa para comidas específica o fiestas.
  3. El pan extra fino: Es casi como una servilleta y es el más tradicional y antiguo de todos.
istock

9. Kebbab

Dicen que los libaneses son expertos en este platillo y ya quisiera recorrer y comer por todos los países árabes solo para confirmarlo. Lo cierto es que este riquísimo trozos de carne extra molida con perejil y tomate cortados en su mínima expresión hacen feliz a cualquiera. Como dato curioso, comentó que en Inglaterra y Alemania es la comida callejera más vendida.

istock

10. Especias

No solo los países árabes, sino todo Medio Oriente es abundante en mágicos condimentos capaces de transformar por completo cualquier comida. Si alguna vez tienes la oportunidad de visitar aquellas tierras, notarás al caminar por las calles es fabuloso aroma de la mantequilla derretida tostando almendras y nueces, con un toque de canela, pimienta y muchos más.

istock

11. Kibbe

Mi favorito en la lista. Son bolitas (no tan bolitas, pues su firma es distinta) de carne extra molida con trigo. Se preparan fritos, al horno o simplemente crudos y están rellenos de carne molida, piñones, nueces, cebollas y condimentos.

istock

12. Trigo

Este alimento suele mezclarse con yogurt  y proteínas como pollo o carne de vaca. Aunque no es tan famoso, es el típico platillo que sirven en una casa en un día de trabajo.

istock

13. Falafel

Bocados color verde que te quitan el aliento por lo ricos que son. La receta es simple, solo necesitas garbanzos, mucho ajo, perejil, cilantro, un toque de cebollín y una buena olla para freír.

istock

14. Tabboule

Sin duda es la ensalada más conocida de todas (luego viene el fattoush). Simple mezcla de perejil cortado de manera mínima, tomate, cebollín, trigo, ajo, un toque de comino, sal, pimienta y mucho limón.

istock

15. Hojas de parra rellenas

Según yo, el mejor invento de lo árabes, ¡su sabor es perfecto! La combinación entre el peculiar sabor de la hoja de parra rebosada en aceite con ajo y limón, cubriendo la carne molida con arroz en su interior es un sueño culinario. Por cierto, también las hay de repollo.

istock

La comida árabe…¡Es la mejor!