Por Teresa Donoso
7 Agosto, 2017

“Soy tan responsable que hoy empecé la dieta y ya la terminé”.

Hay muchas personas que odian hacer dieta… pero que aún así deciden someterse a un riguroso plan de alimentación sana. Más allá de la salud y las calorías, no se puede negar que todo el tema de la dieta da para muchas situaciones divertidas, graciosas y tragicómicas… entre ellas las ocasiones en las que justo decides comer mejor el día que alguien compra un pastel gigante en la oficina.

1. El típico pastel de la oficina


2. Ups


3. Pero los tamales son muy ricos


4. ¡Así con la vida!


5. Muy real


6. Esta persona es muy realista


7. ¿Por qué preguntan eso?


8. MAL


9. Sigue corriendo amiga


10. Eso, yo también quiero


11. ¿Para qué vivir así?


12. ¿A quién no le ha pasado?


13. Todos somos este perrito


14. Un par de lechugas y estás listo


15. Ejemplo de responsabilidad mundial

¿Y tú? ¿Qué piensas de la dieta?