Por Gabriela Medina
23 noviembre, 2017

Italia me dejó alucinando.

Los seres humanos se empeñan en siempre resaltar lo que los diferencia y muchas veces se ignoran las cosas sencillas que nos une, como la cocina. Una compañía de Gas en Inglaterra realizó un proyecto donde pidió a familias de todo el mundo que enviara fotos de cómo comen y cocinan y el resultado fue una hermosa compilación de imágenes que muestran que a pesar de las diferencias culturales todos compartimos el amor por la comida y por el momento en que la disfrutamos con nuestros seres queridos. Aquí los 17 países que enseñaron el corazón de su hogar.

1. China

Esta pareja vive en un pequeño apartamento en Hangzhou, China y comen en un pequeño comedor portátil que colocan encima de la cama porque no tienen espacio para un comedor. Dicen disfrutar de la gastronomía de todo el mundo desde la británica (de donde es él), pasando por la mexicana y claro está la china (de dónde es ella). Además, aman cocinar.

“Mi cocina es el lugar en el que estoy más feliz, encuentro cocinar relajante y me encanta pasar tiempo creando nuevas recetas con mi novia”.

Robert Bailey.

British Gas

2. Alemania

Immo Eifler es de Alemania y también disfruta de cocinar, aunque dice que es muy alemán la comida que más le gusta preparar es vegetariana por que es más barato que comprar carne y hay muchas recetas en la cocina asiática y francesa que le encantan para hacer vegetales.

“Comer juntos es una gran parte de la cultura alemana, así que asocio la cocina con familiares y cálidos recuerdos”.

Immo Eifler.

British Gas

3. Argentina

Agustín Melfi de Buenos Aires dijo que su madre fue quien le enseñó a cocinar y como buen argentino ama las parrilladas. Le fascina compartir en familia con buena comida y usualmente come con su novia y su perro.

“Para mí, la cocina es un lugar donde puedo pasar tiempo con seres queridos, compartir historias y relajarme”.

Agustín Melfi .

British Gas

4. Pakistán

Mohammed Rassa de Karachi expuso que la cocina es una parte muy importante de la cultura paquistaní y que la hora de la comida son sus momentos favoritos para compartir en familia y relajarse. Rassa explica que a diferencia de la cultura de occidental todos se sientan en el piso del comedor a la hora de comer.

“Siempre ha habido un equilibrio entre la comida tradicional y de occidente en nuestra casa debido a nuestra exposición al mundo occidental en nuestras vidas. Espero que esta tradición y pasión pase a mis hijos y a las generaciones venideras”.

Mohammed Rassa.

British Gas

5. Rusia

Con una cocina bastante peculiar, Irina Kulikova de Siberia dijo que le encanta cocinar con su pareja, le fascina preparar sopas y pasteles. En invierno como es extremadamente frío, no hay vegetales nos frutas frescas y por eso comen muchas mermeladas (que ellos mismos hacen) y vegetales enlatados.

“Me encanta nuestra cocina nacional como siempre se puede encontrar algo interesante y único para cocinar. Okroshka, por ejemplo, es una sopa fría que puedes comer con una ensalada y es uno de mis platos favoritos para cocinar. Cocinamos una mezcla de recetas sin embargo y nos encanta la ocasional pasta, pizza y strudel”.

Irina Kulikova.

British Gas

6. Filipinas

Serafín Navidad confiesa que no cocina mucho pero cuando lo hace le encanta preparar comida con su tía. Especialmente cuando esta hace pasteles y dulces.

“Saborear un plato que alguien ha preparado con su tiempo y amor es siempre una gran experiencia”.

Serafín Navidad.

British Gas

7. Serbia

Marija Nikolic de Belgrado ama la cocina serbia y de los Balcanes pero ha adoptado también la griega y afirma que es su favorita.

“La mejor parte de la cocina es disfrutar del trabajo terminado, sentarse y comer una buena comida con la familia en el ambiente acogedor de nuestra casa”.

Marija Nikolic

British Gas

8. Reino Unido

Kim Curran confiesa que ella no cocina nada, el que hace todo es su esposo, ella disfruta prepara comida pero su pareja es el que tiene el talento. Dice que suelen comer en el mueble frente al TV pero que si tiene hijos eso va a cambiar y comerán en la mesa.

“Mi familia es irlandesa, pero a mi madre le enseñó a cocinar un chef francés. Así que esas influencias jugaron una gran parte de nuestra educación culinaria. Fue una extraña mezcla entre la alta cocina francesa y la comida tradicional irlandesa”.

Kim Curran.

British Gas

9. Sudáfrica

Cocinar no fue algo que se le dio fácil a Yamikana Katunga de Johannesburgo pero asegura que ya aprendió a ser mejor en esta área de su vida.

“Creciendo, nunca nos sentamos en una mesa para comer, y todavía no lo hago. Mis amigos y yo andamos y hacemos otras actividades mientras comemos. Sin embargo, sigue siendo divertido, porque charlamos, vemos entretenidos videos y comentamos sobre la cocina de cada uno”.

Yamikana Katunga.

British Gas

10. Estados Unidos

Jennifer Greeley viene de una familia de chefs y era inevitable que no se enamorara de la cocina.

“Me gusta hornear galletas con mis dos hijas, es una gran manera de vincularnos y pasar tiempo juntas. Hacemos galletas de forma regular. Espero un día que tengan el amor de cocinar y hornear como yo”.

Jennifer Greeley.

British Gas

11. Italia

Esta chica que no se identifica, explica que le encanta cocinar recetas italianas y que en Italia no es común que el comedor esté separado de la cocina, todo está en un integrado en un mismo espacio.

“Nos encanta sentarnos en una gran mesa redonda en medio de la cocina: delante de nosotros, tenemos una ventana con vistas a las montañas. Nuestros amigos y familiares de la ciudad aman visitarnos en nuestra nueva casa, y me encanta cocinar para ellos”.

British Gas

12. India

Pankit Shah señala que en la India es muy importante comer en familia y preparar comida hecha en casa. Aprendió a cocinar por su mamá y abuela y el primer plato que hizo fue Poca.

“Tenemos una mesa independiente y un comedor y me gusta comer con otros miembros de la familia mientras hablamos y discutimos cosas”.

Pankit Shah.

British Gas

13. Australia

Jodie Chapman de Brisbane dice que la cocina es el lugar más popular de la casa y ama las parrillas y preparar platos alemanes, de donde es su familia.

“Siempre cenamos en la mesa y es ahí que tenemos nuestras charlas familiares nocturnas y nos ponemos al día y hablamos de nuestros logros”.

Jodie Chapman.

British Gas

14. Bulgaria

Julia Dimitrov aprendió todo lo que sabe de su madre, ama cocinar guisos y sopas, clásicos de la cocina búlgara.

“Espero que mis hijos aprendan a respetar las tradiciones, vacaciones y costumbres búlgaras como lo hacemos ahora y estaré encantada de ayudarles con consejos como mi mamá me ayuda ahora”.

Julia Dimitrov.

British Gas

15. Países Bajos

A Elise Vermeeran le encanta experimentar en la cocina y confiesa que su cocina siempre es un desastre y que es muy torpe cuando hace comida.

“Me encanta pasar el rato en la cocina. Mi mamá es uns cocinera creativa y como niña creí que era completamente normal comer espaguetis con chucrut y pasas; O puré de escarola con piña y salchichas picadas”.

Elise Vermeeran.

British Gas

 


16. Jordania

Para Needah Abu Saif la cocina es donde la magia ocurre y explica que la comida y el prepararla es muy importante en la cultura árabe porque es una manera de expresar hospitalidad.

“Nuestra cocina refleja la historia de la región, ya que es una mezcla de comida beduina (comida del desierto) en la que la carne es el ingrediente dominante, la comida mediterránea (árabe y griega) en la que las verduras son uno de los principales ingredientes y la comida turca, que es también una cocina con mucha carne”.

Needah Abu Saif.

British Gas

17. Noruega

Age Ditlefsen fue chef en su juventud y ama cocinar para las personas, especialmente para su familia.

“Me encanta cocinar para mis hijos y nietos cuando vienen a visitar. Reunir a todo el mundo y escuchar el ruido de las personas charlando, los niños riendo y oliendo la cena es lo que la familia significa para mí. No creo que la cocina en sí importe mucho, es la gente en ella, que es donde está la casa”.

Age Ditlefsen.

British Gas

Una prueba más de que el amor por la cocina nos une como humanos.