Por Teresa Donoso
2 Mayo, 2017

“¿Por qué cortas las patatas así?” Esto lo entenderás tú y sólo tú.

Cuando entras a la escuela culinaria, también conocida como escuela de cocina, eres una persona común y corriente con sueños y aspiraciones. Lo que no sabes es que cuando salgas de allí y acabes con tu educación terminarás convertido en un ser que es incapaz de cortar las cebollas de forma asimétrica. De tanto en tanto te entrarán deseos de gritar “CUIDADO, CALIENTE” incluso cuando estés en la cocina de tu casa, porque olvidarás que el mundo no es una gran cocina. Bienvenido al mundo de los chefs, de ahora en adelante nada volverá a ser igual y prueba de eso es que sólo tú puedes entender lo que viene a continuación.

1. Sabes que faltar a clases NO es una opción

A menos que quieras ganarte el odio de tus profesores. Si quieres graduarte de la escuela de cocina necesitarás paciencia, perseverancia y MUCHA responsabilidad.


2. Tienes claro que tu delantal de chef tiene que estar tan blanco como las nubes

Toni Estes

Es parte de tu educación.


3. Sabes mejor que nadie cómo afilar un cuchillo

Y tu habitación a veces parece el dormitorio de un asesino en serie.


4. Te ha pasado que le has gritado a alguien “CALIENTE” o “AFILADO” sin dar más contexto

En la cocina todo tiene que ser inmediato, y en casa se te olvida que no estás corriendo contra el tiempo.


5. Tus seres queridos están totalmente acostumbrados a abrazarte y sentir el olor de una cocina entera en tu cabello


6. Con el tiempo aprendiste que no hay nada peor que ir a clases ebrio

De hecho, hacerlo ponía en riesgo tu vida y tus dedos.


7. Siempre soñaste que tu pasantía en cocina sería glamorosa como los chefs que veías en televisión


8. Pero la verdad es que a menudo te pasas dos meses pelando patatas y los otros dos meses picando cebollas de forma perfecta

Onion cutting problem solved! Not one tear. #nomoretears #cuttingonions #goggles

A post shared by Leigh Ann (@leigh_ann) on


9. A estas alturas tienes tu propia fórmula mágica para quitar manchas de comida de tu ropa de trabajo

Y funciona de maravilla.


10. Estás tan acostumbrado a andar con cofia que a veces olvidas cómo es sentir tu cabello caer libre por tu espalda

#chefcap #burgerfi love my schools job fair….❤️

A post shared by Joshua Colon (@el_repostero_2k16) on


11. Tu refrigerador siempre está lleno de contenedores plásticos llenos de vegetales perfectamente cortados

Son por si acaso.


12. Siempre llevas un lápiz contigo

White 308 pens are in stock now! www.highcalibercraftsman.com

A post shared by Austin (@highcalibercraftsman) on

Hay que tomar notas o escribir encima de los contenedores y hay que hacerlo rápido.


13. Sabes perfectamente cómo cortar una patata así

@dontpetmytiger

Y no te avergüenza en lo más mínimo.


14. A pesar de que amas cocinar, de vez en cuando te encantaría tomarte un descanso

Pero en tu familia no tienen piedad y cada vez que organizan un evento le recuerdan a los invitados que “en la familia hay un chef”.


15. Existe sólo una respuesta aceptable para tu chef…

Y es “SÍ, CHEF”.


16. La escuela culinaria no es exactamente como lo que muestran en el show de Gordon Ramsay


Los profesores no son tan malvados… pero la presión es mucho mayor.


17. Tus compañeros nunca te reconocen cuando no estás con tu uniforme

iStock

Verte sin cofia y con ropa de calle es todo un espectáculo.


18. Terminarás tu educación con varias cicatrices


Pero cada una de ellas significará mucho para ti y vendrá acompañada de una buena anécdota.


19. Ah, y por cierto, nunca más podrás apagar la alarma y seguir durmiendo


Tu mente de chef se activará apenas la oiga y te obligará a salir de la cama corriendo.


20. Y aunque a lo largo de los años llorarás un montón, también te sentirás muy orgulloso de haber logrado aprender cada una de las técnicas y trucos necesarios para llegar lejos


Eso, sin mencionar, que muchas personas se sentirán tremendamente felices de poder comer todo lo que prepares.