Por Teresa Donoso
31 julio, 2017

Si tienes mantequilla de maní en casa, entonces eres millonario.

Hay cosas que comemos todos los días sin siquiera preocuparnos mucho por su procedencia o por los ingredientes que realmente puedan contener y si bien no es negativo, en general hace que nos llevemos más de una sorpresa cuando finalmente decidimos leer su lista de ingredientes ¿Listos para conocer la verdad? Nosotros sí que quedamos asombrados.

1. Los Twinkies cambiaron por la segunda guerra mundial

Originalmente tenían relleno de banana, pero como el comercio de esta fruta comenzó a racionarse por la guerra, tuvieron que cambiar la receta por la que conocemos hoy en día.


2. La pizza hawaiana fue inventada en Canadá

dissacrando la nostra cultura @andrewpoll_19xx #hawaianpizza #

A post shared by / Alice Ballabio / (@aliceballabio) on

Lo de Hawaii es solo el nombre.


3. Las bananas que consumimos hoy en día son clones

Es porque, a diferencia de otros frutos, no logran reproducirse por sí mismas.


4. Las patatas son, en un 80%, agua

Así que no se porque la gente las mira tan feo a la hora de querer comer menos carbohidratos.


5. Los científicos son capaces de convertir la mantequilla de maní en diamantes

¡Somos millonarios!


6. Los tomates no nacieron en Italia

#allthebeautifulthings #summer #july #harvest #tomatoes #countryside #countryliving #slowliving

A post shared by @allthebeautifulthingsblog on

Independiente de lo mucho que los amen en esa región, los primeros en cultivarlos y comerlo fue el pueblo Azteca.


7. Los repollitos de bruselas, el brócoli, el repollo y la coliflor vienen de la misma planta

No por nada dicen que la naturaleza es tan sabia. Una misma planta, y sus diferentes partes, se comercializan y comen de formas totalmente diferentes.


8. En una ocasión los chips de patata Pringles tuvieron que enfrentarse a la ley

Todo esto para negar una demanda que aseguraba que su producto no estaba hecho a partir de patatas.


9. Al parecer, los humanos comparten en un 60% el mismo ADN que las bananas

¿Qué?


10. El jugo de piña puede servir para ablandar un trozo de carne

¿Quién lo iba a pensar?


11. En el fondo, comer lollipops es lo mismo que tragar saliva con sabor…

Aunque al menos es la tuya.


12. Cuando comes higos también comes algo más

Como abejas, por ejemplo. Ellas polinizan los higos y, en el proceso, pierden sus alas y otras partes de su cuerpo.


13. Lo creas o no, las almendras pertenecen a la familia de los duraznos

#almonds the best is to eat them fresh !#almondtree #sicily #giftfromnature

A post shared by Angela Missoni (@missbrunello) on

Eso explicaría la razón por la que se ven así mientras crecen.


14. No importa el color, todos tus Froot Loops saben igual

Frootloops

Si cuando pequeño decías que había un color favorito en tus cereales, engañabas a todos. En realidad el tono de los Froot Loops no cambia en nada el sabor.


15. Las zanahorias bebés no son bebés

Lunch vibes #bakedsalmon_with_cheese #asparagus #babycarrots #blueberries

A post shared by Ailyn Claire Senique Thomas (@sillyme0326) on

Son zanahorias adultas que son cortadas de una cierta forma para lograr el tamaño que las caracteriza.


16. La altura puede cambiar el sabor de las cosas

Y dicen que el jugo de tomate que se bebe en un avión se siente muy dulce.


17. Solo el 1% del maíz que se cosecha al año es realmente comestible

authoritynutrition

Seguramente jamás pensaste que todo el maíz que consumes en tu día a día solamente representa un mínimo porcentaje del que realmente se cosecha. Ese que comes es el maíz dulce, pero el 99% es maíz de campo con granos duros y se usa principalmente como alimento para el ganado y para productos a base de maíz como el etanol.


18. La miel jamás se pone en mal estado

well-beingsecrets

Podrías dejarla años y años y jamás se volvería agria, ya que contiene una combinación de falta de agua y otros químicos que hacen que sea imposible que se arruine.


19. Un pimiento rojo tiene más vitamina C que una naranja

ejerciciosencasa

20. Nunca deberías tirar el líquido del yogurt

blogmarcasblancas

Generalmente al abrir un envase de yogurt, tiramos el líquido que queda encima, pero realmente es mejor hacer vista gruesa y comértelo, ya que está formado por agua y sales minerales, lo que lo convierte en una gran e importante fuente de proteínas, además de contener mucho calcio y fósforo.

¿Quedaste sorprendido? ¡Cuéntanos en los comentarios!