Por Teresa Donoso
12 Julio, 2017

Mis patatas… ¿no llevan sólo patatas?

Todos tenemos ciertos alimentos preferidos que comemos una y otra vez sin parar. Entre ellos a menudo se encuentran varias preparaciones de la comida rápida tales como las salchichas (para el hot dog) o las patatas fritas que disfrutamos a solas o con amigos. Sin embargo ¿qué dirías si supieras que dentro de tus alimentos preferidos se esconden ingredientes que aunque no son dañinos para la salud sí dan mucho asco? Los embutidos y las salchichas son sólo el comienzo. Sigue leyendo, porque presiento que necesitas esta verdad en tu vida.

1. Salchichas

Según el portal británico Daily Mail, las salchichas pueden ser apetitosas pero los ingredientes con los que se fabrican no tanto. De hecho, a menudo se mezclan los restos de los animales, que son molidos con agua, colorantes y preservantes. No hay nada de malo en ello, pero si nos preguntas a nosotros, no creemos que suene muy apetitoso.


2. Sucedáneo de palitos de cangrejo

Tal como cuenta el Huffington Post, los palitos de sucedáneo no llevan cangrejo, algo natural si consideramos que es la versión alternativa. Sin embargo ¿cuáles son sus reales ingredientes? En el fondo son como la versión marina de una salchicha y tienen restos de varios tipos de pescados y mariscos que son molidos y mezclados con otros ingredientes para formar los palitos.


3. Las gomitas

Hace un tiempo ya te habíamos contado que las gomitas, al ser preparadas con gelatina, tienen entre sus ingredientes gelatina animal que es conseguida de los restos de animales que son procesados en la fábricas de carne. La gelatina con sabor también contiene el mismo ingrediente y aunque no parece ser dañino no sé si me parece delicioso.


4. Patatas fritas

Al comer patatas, ya sea directo de una bolsa o de un tarro, lo único que esperamos es eso: patatas fritas y sal. Sin embargo, a menudo llevan sólo una parte de patatas que son combinadas con aceites e incluso con harina.

¿Conocías estos datos? Tal como mencionábamos previamente, no es nada realmente dañino para la salud si se consume con moderación, pero realmente mi estómago ya no se siente muy feliz al pensar en consumir alguno de estos alimentos.