Por Teresa Donoso
15 junio, 2017

Hora de hablar de grasa, músculos y… batidos verdes.

Internet está lleno de información. Lo que quieras está al alcance de unos cuantos clicks y si bien es maravilloso, también es un poco preocupante considerando la cantidad de información que es compartida sin ningún tipo de evidencia comprobable. Además, en temas de nutrición, hay que recordar que todos somos diferentes y que las dietas o patrones alimenticios que le sirven a una persona, pueden no ser efectivos para otro. El metabolismo y la actividad física, además de las posibles enfermedades crónicas y genéticas, juegan un rol muy importante a la hora de que tu doctor o nutricionista te prescriba un cierto tipo de dieta.

Por lo pronto, nos interesa contarte sobre cuatro mitos de nutrición que según Julie Upton, doctora y autora del libro Appetite for Health, debemos dejar de tomar en cuenta. Todo lo anterior se lo contó al portal PopSugar en una entrevista especial.

1. Mito 1: los músculos se pueden convertir en grasa (y la grasa en músculos) con el entrenamiento correcto

Ambos tejidos se comportan de formas totalmente diferente y es imposible que uno pueda transformarse en el otro. Lo que sucede cuando ejercitas es que tu porcentaje de grasa baja y tu masa muscular aumenta, lo que hace que te veas más musculoso. De la misma manera, si comes de forma poco sana y no ejercitas, tu nivel de grasa aumentará lo que, independiente de si pierdes la masa muscular o no, hará que te veas menos marcado y más grande.


2. Mito 2: hay que desintoxicar el cuerpo con jugos verdes de forma constante

Son muchas las personas que creen que debemos desintoxicar el cuerpo a través de jugos y batidos de forma constante y si bien creo que es bueno beberlos (y que son deliciosos), la verdad es que tu cuerpo ya puede desintoxicarse solo. Además, no existe evidencia comprobable que pueda probar que seguir este tipo de prácticas te ayudara a perder peso. Si te gustan los batidos, adelante, bébelos, pero hazlo porque los encuentras deliciosos, no porque esperas “desintoxicar” tu organismo o perder unos cuantos kilos.


3. Mito 3: hay alimentos, como el apio, que tienen calorías negativas

El tema de las calorías negativas también se ha vuelto muy popular en el último tiempo. Básicamente se refiere a la creencia de que el cuerpo utiliza una gran cantidad de calorías en digerirlos, lo que neutralizaría su contenido calórico. Por ejemplo, si la comida X tiene 30 calorías y tu cuerpo usa 60 calorías en procesarlo, entonces ganaste 30 calorías negativas.

Claramente lo anterior no es real ya que el cuerpo suele usar sólo entre un 10% a un 20% de las calorías de un alimento al procesarlo. El apio, por ejemplo, puede tener 7 calorías por porción, pero tu cuerpo no usará más de 1.4 calorías en digerirlo.


4. Mito 4: la sal de mar tiene menos sodio y es más saludable que la sal de mesa

WELLNESS CHALLENGE: #pinkhimalayansalt #wonderfulscents wonderfulscents.com

A post shared by Wonderful Scents (@wonderfulscents) on

Si bien la sal de mar, o la sal rosa del Himalaya, se ha puesto muy de moda, la verdad es que su contenido nutricional no es muy diferente al de la sal de mesa. Una cucharada de ambas variedades sigue aportando 2.300 miligramos de sodio por cada cucharadita y ambas entregan la misma cantidad de minerales. Puede que una sea más deliciosa, tal como con el tema de los batidos, pero una vez más, ninguna es superior a la otra en términos nutricionales.

¿Creías en alguno de estos mitos de nutrición? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Te puede interesar