Por Teresa Donoso
30 Mayo, 2017

No por nada su gastronomía es simple pero deliciosa.

La gastronomía italiana es deliciosa y creo que parte de ello tiene que ver con el hecho de que en Italia se valoran los ingredientes simples, de buena calidad y alto contenido nutricional. Sólo usan los mejores ingredientes y valoran mucho la comida que se prepara en casa, dos cosas que, en general, nosotros no practicamos demasiado. En un viaje a Italia, la escritora Erin Cullum tuvo la posibilidad de conocer los secretos e instalaciones de Giovanni Rana, una de las marcas más antiguas de pasta fresca.

Estas son algunas de las cosas que aprendió. Definitivamente te inspirarán a comportarte de una forma diferente cada vez que planifiques una comida.

1. No le pongas aceite al agua de la pasta

iStock

Te lo habíamos contado el otro día y es verdad: no necesitas añadir aceite al agua, sólo revolver bien. Además, si la pasta queda muy aceitosa, es probable que la salsa no logre impregnarse bien.


2. Usa siempre los ingredientes más frescos que puedas encontrar en la tienda

iStock

Las comidas que prepares en casa serán un reflejo directo de los ingredientes que uses para prepararlas, algo que se vuelve aún más real al preparar pasta o pizza en casa.


3. No pongas la salsa sobre la pasta

iStock

Revuelve la pasta CON la salsa. La idea es que el sabor se impregne y que tu plato tenga una cantidad de salsa adecuada. En general nosotros solemos poner demasiada salsa en nuestros platos y ni siquiera lo mezclamos de forma previa.


4. No añadas ni leche ni crema a tu salsa Alfredo

iStock

Según Cullum, una salsa alfredo auténtica logra su cremosidad usando sólo mantequilla, queso parmesano, agua de la cocción de la pasta, sal y pimienta. Ningún italiano añadiría crema o leche para completar el sabor de la salsa.

¿Cometes alguno de estos errores? ¡Tranquilo! Al final del día todos cocinamos de la forma que más nos gusta, aunque hay que admitir que estos cuatro consejos podrían cambiar para siempre el sabor de tus platillos. Piénsalo.

¿Tienes otro secreto culinario para nosotros? ¡Cuéntanos en los comentarios!