Por Javiera Oliden
11 Agosto, 2017

Siempre se me olvida sacarla con anticipación.

Hay muchas recetas que requieren que tu mantequilla esté blanda para poder usarla, o simplemente es más fácil de manejar cuando lo está. El problema es que para que esté blanda luego de estar en el refrigerador, tienes que esperar horas. Horas que no tienes porque se te olvidó sacarla con anticipación. Pero la mantequilla muy dura no volverá a ser un problema con los siguientes trucos.

1. Vaso

Pexels

Calienta un vaso de vidrio. Lo puedes hacer vertiendo agua hirviendo en su interior, o hirviendo el agua dentro del microondas. Bota el agua. Luego de eso cubre la mantequilla con el vaso. Estará lista para usar en unos minutos.


2. Baño María

iStock

Hierve agua , sácala del fuego y pon un vaso con la mantequilla adentro en esa agua.


3. Uslero

Unplash

Coloca la mantequilla dentro de una bolsa hermética y a ablandar se ha dicho. Sirve para cuando necesitas mantequilla blanda, pero no necesariamente a temperatura ambiente.


4. Batidora

iStock

Corta la mantequilla en trozos, y luego pon tu batidora eléctrica  a trabajar en ella.


5. Y si se te pasa la mano, siempre la puedes endurecer de nuevo

iStock

Es como el baño maría, pero esta vez la pones en agua con hielo en vez de hirviendo.

¿Cuál te sirve más?