Por Teresa Donoso
9 Junio, 2017

¡No les tengas miedo!

Si bien es cierto que a la hora de perder peso es importante tomar en cuenta las calorías y preocuparnos de gastar más calorías de las ingeridas, también es real que basar una dieta sólo en números no es lo mejor. En general, deberíamos tomar en cuenta tanto la calidad nutricional de lo que comemos como las calorías que aportan. Y mientras estamos en este tema, también es importante no dejar de comer grasas sólo por miedo a ganar los kilos perdidos.

Según Women’s Health, es importante seguir consumiendo estos alimentos pues, tal como advierten los expertos, contienen gramos de proteína, fibra y ácidos grasos esenciales que nuestro cuerpo necesita y mucho.

1. El aguacate

El aguacate es delicioso y nos obsesiona, pero algunas personas prefiere quitarlo de su alimentación por ser demasiado alto en grasas y calorías. Si bien la doctora Samantha Cassetty indica que un tercio de aguacate tiene cerca de 80 calorías, también entrega muchas vitaminas y minerales.


2. Los frutos secos

El problema de los frutos secos es que a menudo no sabemos medir nuestras porciones. 100 gramos de almendras o nueces suelen tener cerca de 600 calorías, pero si comes una cantidad moderada, como un puñado o 30 gramos, podrás disfrutar de los beneficios que su fibra y proteína entrega sin dañar tus esfuerzos.


3. La yema de los huevos

Son muchos los que prefiere comer las claras de los huevos en vez de sus yemas en un intento por ahorrar calorías y gramos de grasas. Sin embargo, la doctora Laura schoenfeld asegura que la yema de los huevos son muy importantes en nuestra nutrición:

 “Son uno de los alimentos altos en grasas más densos en términos nutritivos, por lo que mejor busca otras áreas de tu alimentación donde reducir la grasas y come el huevo entero”.


4. El aceite de oliva

Es el rey de la dieta mediterránea y con justa razón. Con un alto contenido de ácidos grasos omega 3 y 6, este aceite ayuda a combatir la inflamación del cuerpo al mismo tiempo que te nutre. Una cucharada tiene 120 calorías, por lo que lo ideal sería usar media cucharada sobre tus vegetales o tu humus.


5. Los lácteos no descremados

Las investigaciones más recientes apuntan a que el yogurt griego, por ejemplo, al tener más gramos de grasa ayuda a prolongar la sensación de saciedad, a diferencia de los lácteos descremados. Lo ideal, eso sí, es escoger versiones que no tengan azúcar añadida y optar por versiones neutras. A este yogurt le puedes añadir fruta para darle sabor.

¿Los consumes con regularidad? ¿Qué piensa tu doctor al respecto? ¡Cuéntanos en los comentarios!