Por Ghalia Naim
25 octubre, 2017

Aquí es cuando digo «barriguita llena, corazón contento».

El estrés es una condición mental que desencadena graves consecuencias físicas en en el cuerpo. Tras pasar por situaciones complejas, la tensión se apodera del cerebro descontrolando sus funciones al mismo tiempo que lo impulsa a reaccionar frente a la amenaza. En ese sentido, una persona que está estresada se siente literalmente «contra la espada y la pared»; ahogado y sin salida. Aunque antes se creía que este padecimiento era pasajero, luego se detectó que dejaba fuertes secuelas, incluso detonando enfermedades como la depresión. En la actualidad, la Organización Mundial de la Salud lo define como una epidemia y una especie de «enfermedad» que cada día se consolida más.

Por suerte, existen varios métodos naturales y saludables para evitar el estrés o al menos bajar su intensidad. Uno de ellos es la actividad física y otro, la alimentación. Si crees estar pasando por un período complicado, aquí dejamos algunas cosas que debes consumir:

1. Verduras

Las hojas y vegetales verde oscuro contienen más hierro y nutrientes que otros alimentos. Algunos como la kale, brócoli y espinaca aportarán energía a tu cuerpo que, al mismo tiempo, relajará tus músculos y te hará sentir más tranquilo.


2. Probióticos

El estrés afecta directamente a nuestro sistema nervioso y una de sus consecuencias es el desequilibrio en todo el aparato digestivo. Para evitar malestares estomacales, estreñimiento o indigestión, lo mejor es consumir alimentos como el yogurt griego, alto en probióticos.

https://www.instagram.com/p/BapA_5BB3eg/?hl=es&tagged=yogurt


3. Sulfuros

Alimentos fuertes como la cebolla, huevo y ajo contienen azufre. Un nutriente importante en el proceso de conexión entre neurotransmisores.


4. Complejo B

Agrega a tu dieta arroz integral, avena, almendras, coles de Bruselas, lentejas y pescado. Todas las vitaminas «B» ayudan a mantener las funciones celulares y a tener energía.

https://www.instagram.com/p/BanLL-0n2_y/?hl=es&tagged=salmon


5. Grasas

Hablamos de las grasas buenas y naturales. Esas que se encuentran en los frutos secos, aceitunas, aceite de oliva, aguacate, coco, y hasta un poco de mantequilla de vez en cuando. Este componente ayudará a que tu cerebro encuentre el equilibrio, al mismo tiempo que tu cuerpo funciona correctamente.

https://www.instagram.com/p/BamfP82hX6X/?hl=es&tagged=avocado

¡Cuida lo que comes!