Por Teresa Donoso
15 Junio, 2017

Para cuando no tienes huevos en casa o para cuando simplemente no te apetece comerlos.

Preparar diferentes recetas es un pasatiempo divertido, pero creo que algo aún más interesante es aprender a alterarlas para que queden justo como tú quieres. En esta ocasión te queremos enseñar cinco ingredientes alternativos que puedes usar en diferentes recetas que lleven huevos. Son espectaculares para cuando no tienes huevos a mano o tienes que cocinar para alguien que no los consume o que tiene algún tipo de alergia a la albúmina.

De estas cinco he usado cuatro y cada una de ellas me han servido de forma maravillosa.

1. Linaza

iStock

La linaza es una pequeña semilla de color café que proviene del lino. Contiene altos niveles de ácidos grasos omega y su consumo es muy recomendado. Todo lo que tienes que hacer es moler la linaza, mezclarla con agua tibia y dejarla reposar. Obtendrás una mezcla gelatinosa que podrás usar para que los ingredientes secos de tu preparación se peguen.

Equivalencia: un huevo equivale a una cucharada de linazada molida + tres cucharadas de agua. Como regla, siempre añade una parte de linaza por tres de agua (por ejemplo, si usas 100 gramos de linaza molida, añade 300 ml de agua tibia).


2. Puré de manzana

iStock

El puré de manzana también es una buena opción para cuando no quieres usar huevos. Puedes comprarlo preparado del supermercado pues es la opción más conveniente.

Equivalencia: 1/3 taza de puré de manzana equivale a un huevo.


3. Chia

iStock

La chia funciona de la misma forma que la linaza. La única diferencia es su precio y disponibilidad y la chia suele ser mucho más cara que la linaza.

Equivalencia: un huevo equivale a una cucharada de chia molida + tres cucharadas de agua.


4. Almidón de patata o maíz

iStock

Los almidones también son una buena opción, especialmente si buscas añadir textura y permitir que tus ingredientes se mezclen de la forma correcta. Puedes escoger el almidón que más te guste (existe de patata, mandioca, maíz y varios más).

Equivalencia: dos cucharadas de almidón mezcladas con tres cucharadas de agua equivalen a un huevo.


5. Banana molida

iStock

Al igual que el puré de manzana, la banana también sirve cuando no quieres usar huevos. Eso sí, le aporta un sabor inconfundible a tu preparación, por lo que si no te gustan los muffins de banana (o estás preparando algo salado) quizás sea mejor usar alguna de las otras opciones.

Equivalencia: 1/4 de taza de puré de banana equivale a un huevo.

¿Has usado alguno de estos métodos para reemplazar los huevos? ¡Cuéntanos en los comentarios!