Algunos son deliciosos, pero no merece la pena correr el riesgo.

Comer es un deleite, uno de los mayores placeres de la vida, pero a veces hay comidas tan exóticas y peligrosas, que se convierten en una amenaza para salud. Un ejemplo es el pez globo o pez fugu, del que su carne se dice es un verdadero manjar de los dioses, pero probarlo es una ruleta rusa en cada bocado. Su carne es venenosa y si toca la mala suerte, la persona que lo come podría morir intoxicada.

Aún con esta amenaza, es un platillo típico en el oriente, y sólo los más osados se atreven a probarlo. No sé si valga la pena el riesgo, habiendo tantos platillos deliciosos y no peligrosos en todo el mundo. Alrededor de esto, aquí están 6 alimentos que el médico Bill Marler, concedor del tema, prefiere advertir que no los comamos más.

1. Las ostras crudas

36AA898B00000578-3712482-image-a-14_1469705484349 2
Getty

A causa del calentamiento de las aguas, en las ostras se desarrolla un microbio que causa daños en el ser humano. Durante los últimos 5 años, ha aumentado el número de enfermedades transmitidas por el consumo de mariscos en mal estado.


2. Las frutas y vegetales cortados

content-1471371719-2 2
Flickr

Esto se debe evitar como si de peste se tratara. A mayor manipulación del producto, mayor será el riesgo al consumirlo. Es cómodo comprarlo así, pero no vale la pena jugársela.


3. Los brotes crudos de semillas

36AA933B00000578-3712482-image-m-27_1469705962557 2
Getty

Es muy común encontrarlos en la comida, sobre todo en los platos orientales, pero no se toma en cuenta que son importantes portadores de la salmonela. Eso es por no tomar en cuenta la contaminación a la que son expuestos para que germinen.


4. La carne cruda

content-1471371782-4 2
Flickr

Es jugosa y exquisita, pero para que mueran las bacterias que se aferran a cada filete, la carne debe ser cocinada a 160 grados de calor. No hay otra opción, olvídate de pedirla casi cruda. Dichas bacterias pueden causar salmonela.


5. Los huevos crudos

content-1471371813-5 2
Flickr

En la década de los 80 y principios de los 90 , comer huevos crudos  causó una epidemia de salmonela que llevó a familias enteras al hospital. Actualmente, la probabilidad de intoxicarse por comer huevos crudos es mucho menor, pero para qué buscarle.


6. Leche y jugos no pasteurizados

content-1471371834-6-unpasteurized-milk-and-juices 2
Flickr

Aunque el proceso de pasteurización reduce los valores nutricionales, no significa un riesgo para el ser humano. Omitir este proceso en las bebidas, aumenta el peligro de contaminación por bacterias, virus y parásitos. 

¿Te atreverías a dejar de consumir estos alimentos?