Por Javiera Oliden
12 octubre, 2017

Hay que saber cómo comerlas.

Hay muchas comidas que comemos a la hora del desayuno que no son tan buenas para empezar al día. Por ejemplo, a estas alturas todos sabemos que los cereales llenos de azúcar no son lo mejor, aunque lo sigamos comiendo. Pero hay otras que pueden ser más inesperadas y que no conoces. De todas maneras, aprende qué no comer, o cómo comerlo para no pasar hambre el resto del día según Delish.

1. Yogurt Light

Sí, aunque el yogurt sea uno light, y bajo en caloría, aún así contienen endulzantes artificiales y químicos, los que hacen que no sea una tan buena opción como parece a primera vista. Es mejor remplazarlo por un yogurt griego bajo en grasas, que además tiene las proteínas necesarias para no morir de hambre el resto de la mañana.


2. Cereal bajo en fibras

#honeynutcheerios #banana #goodmorning#cereal

A post shared by Mayra Mendoza (@hennabymayra) on

No solo los cereales muy azucarados son una mala decisión, dicen que además uno que sea bajo en fibra, pero alto en carbohidratos -no necesariamente azúcar- es una mala opción, porque te dará hambre mucho antes de la hora del almuerzo o merienda, obligándote a comer entre comidas. Aquí lo mejor es asegurarse que el cereal sí tenga el contenido de fibra necesario.


Suelen tener demasiadas calorías vacías, sobre todo si le pones algún sirope azucarado. Pero no temas, porque sí existe una opción para no tener que dejar todo su delicioso sabor. Una buena opción es seguir una receta que use yogurt griego como base, y si vas a ponerles sirope, que sea de miel de maple 100% natural.


4. Batidos de tiendas

#smoothie #mtl #marcheatwater

A post shared by Dany Demers (@dany.demers) on

Aunque los batidos están de moda por ser un buen complemento a la alimentación saludable, los de tienda suelen tener mucha azúcar para hacerlos más atractivos, incluso si los venden como saludables. Por eso dicen que es mejor hacerlos en casa.


5. Bagels

Aunque son una redonda y deliciosa forma de empezar las mañanas, suelen ser equivalentes a por lo menos cuatro rebanadas de pan blanco. Si aún así tienen tu corazón, recomiendan elegir las bagels integrales, y ponerle aguacate o mantequilla de maní, que tiene proteínas y grasas saludables para darte la energía que necesitas para el resto del día.


6. Jugo

Un jugo solo no constituye un desayuno balanceado, por muchas hojas verdes se usen en su preparación. Recomiendan dejar el jugo como acompañamiento para un bocadillo de media mañana, que además incluya proteína y grasas saludables.

¿Cuál no podrías dejar en las mañanas?