Por Teresa Donoso
2 mayo, 2017

Después de esto nada volverá a ser igual.

Los huevos son parte fundamental del desayuno de muchas personas. Sin embargo, comerlos siempre de la misma forma puede volver aburrido y tedioso en cosa de semanas. Después de todo ¿cuántas formas de comer huevos existen? ¿Cocidos, fritos, revueltos, benedictinos… pochados? Como verás, las opciones no son muchas, pero no dejes que eso sea un impedimento a la hora de sorprender a tus papilas gustativas. La clave no está necesariamente en cambiar de ingrediente, sino que más bien cambiar la forma en la que los cocinas.

Estas son 10 formas totalmente inesperadas e increíbles de preparar tus huevos de cada día. Toma nota.

1. Revuelve tus huevos con agua con gas

The Kitchn

Lograrás darles una textura espectacular. Añade una cucharada de agua con gas por cada dos huevos que pongas en tu sartén. El sabor se mantendrá pero la textura mejorará notablemente.


2. Dales una cobertura de carne y déjalos suaves en el interior

Food and Wine

Cocínalos en agua hasta que hiervan. En ese momento retíralos inmediatamente y ponlos en agua fría. Prepara una mezcla de carne molida con tus aderezos favoritos, pela los huevos, cúbrelos de carne hasta obtener una bolita y cocínalos en un poco de aceite.


3. Prepara tu omelette en una bolsa


Pon los huevos y todos tus ingredientes favoritos en una bolsa que puedas volver a sellar. Bate todo lo que quieras y pon la bolsa en una olla con agua caliente. La receta dice que debes cocinarla durante 13 minutos exactos y a comer.


4. O bate las claras de esta forma para conseguir el omelette más suave del universo

Separa las claras de las yemas, bate las claras hasta que tomen consistencia y cocínalas en una sartén con un molde. Pon la yema en el centro y cubre con más clara. Cocina por ambos lados y lograrás tener un huevo «frito» digno de los dioses.


5. Cocina tus huevos con una betarraga y podrás darles este hermoso color rosa

Bon Appétit

Haz hervir agua con un poco de vinagre y una betarraga. Cuando la betarraga este cocida, quítala, añade los huevos cocidos y déjalos reposar durante dos horas o hasta que tengan el color perfecto.


6. Prepáralos pochados en tu caldo favorito para darle más sabor

iStock

7. O si prefieres algo más “sano” siempre puedes usar vino para prepararlos de esta misma manera

Dessert for Two

Es la misma receta, pero con diferentes líquidos.

¿Te inspiraste? Ahora ve corriendo a la tienda. Vas a necesitar al menos una docena.