Por Gabriela Medina
31 agosto, 2017

Por ejemplo, lo caro no siempre es lo mejor.

El vino es esa bebida que muchos dicen conocer y otros simplemente la beben porque les gusta y no están interesados en los detalles de su creación, notas de sabores o a qué temperatura se debe tomar. Pues hay unas recomendaciones que si son ciertas para disfrutar mejor tu vino, otras no tanto y unas que son completamente invenciones. ¿Cuáles son ciertos o no? Aquí la lista de mitos y verdades sobre el vino.

1. El tipo de copa afecta el sabor

Cierto. El tipo de copa puede ayudar a saborear mejor el vino, la forma de la copa ayuda a concentrar los aromas, los vinos tintos los colocan en copas amplias para que tengan una mayor superficie así cuando vayas a probar puedas apreciar mejor los aromas. En cambio el blanco es servido en copas más estrecha porque necesita menos espacio para liberar los aromas.


2. Batir un poco el vino en la copa mejora el sabor

Cierto. Al parecer permites más entrada de oxigeno cuando bates el vino un poco en su copa y eso permite que florezcan los sabores.


3. Las notas de vino existen

Cierto. Cuando los sommeliers dicen que perciben notas de chocolate o café en tu vino tinto o de maracuyá y cítricos en tu blanco, probablemente se incorporaron esos sabores al vino, durante su proceso de creación.


4. Necesitas dejarlo respirar

Depende. Decantar vinos era importante antes porque contenían mucho dióxido de sulfitos, y eso ayudaba a liberarlos pero muchos viñedos han mejorado los procesos para que contengan menos este componente. Sommeliers recomienda decantar si el vino está muy añejado para deshacerse de los sedimentos.


5. Las botellas de vino caras son mejores que las baratas

Relativo. Son más caras porque sus procesos son más refinados y porque son uvas muy bien tratadas pero que te guste o no un vino caro o barato es muy subjetivo y va a depender de tu paladar.

“Prefiero mi vino espumante, rosa y por debajo de 11$”


6. El vino tinto se sirve a temperatura ambiente y el blanco frío.

Mito. Las personas tienden a servir el vino tinto muy caliente y el blanco muy frío y en el caso del blanco al servirlo así desmejora su sabor. Los expertos recomiendan colocar el vino tinto 15 minutos antes en la nevera antes de servir y el blanco sacarlo de la nevera 15 min antes.


7. Las carnes rojas se comen con vino tinto y las blancas con vino blanco

Mito. Son creencias antiguas que están obsoletas, los sommeliers recomiendan fijarse en general en los ingredientes del plato o simplemente el que te provoque con la comida que te presenten.

¿Cuál te sorprendió más?