Por Teresa Donoso
16 octubre, 2017

No es lo que comes: es cómo lo comes.

Comer bien, dormir y ejercitar son los pilares fundamentales para llevar una vida saludable y evitar el sobrepeso, sin embargo, parece ser que hay ciertas combinaciones de alimentos que podrían ayudarnos a hacer este proceso aún más sencillo. Al final, parece ser que no sólo importa lo que comes, sino también cómo lo consumes y con qué alimentos decides mezclarlos.

A continuación te entregaremos ocho datos que te serán de mucha ayuda.

1. Atún y jengibre

iStock / UPSOCL

Según Science Direct, debido a que el atún es rico en ácidos grasos omega 3 (algo que previene la acumulación de grasa en el área del abdomen) es un alimento ideal para acompañar con jengibre. La razón es que el jengibre ayuda a mejorar el funcionamiento del intestino y previene gases, algo que los convierte en la dupla perfecta para un viente plano.


2. Yogurt griego y almendras

iStock / UPSOCL

Algunas vitaminas, como la A, D y E, son absorbidas de mejor forma por el cuerpo cuando se las acompaña con un poco de grasa. Ese es al caso de las almendras, ricas en vitamina E que puede ser asimilada de mejor forma en compañía de un yogurt griego. Este estudio lo avala.


3. Espinacas y aguacate

iStock / UPSOCL

Según un estudio, cuando añadimos aguacate a una ensalada aumentamos las posibilidades de que nuestro cuerpo asimile los carotenoides que se encuentran en los vegetales. De esta forma, nuestro organismo tiene suficientes reservas para, posteriormente, convertirlos en vitamina A.


4. Maíz y legumbres

iStock / UPSOCL

Tanto el maíz como las legumbres son buenas opciones para perder peso debido a su alto contenido en fibra. Mientras que las legumbres te aportan proteína, el maíz te aporta carbohidratos complejos que evitarán que vuelvas a tener hambre apenas acabas de terminar de comer. Este estudio prueba que las legumbres ayudan a las personas obesas cuando consumen dietas hipocalóricas (bajas en calorías).


5. Salmón y espárragos

iStock / UPSOCL

Según una investigación reciente, el omega 3 del salmón es increíblemente beneficioso para el organismo. Lo bueno es que también es parte de la conocida dieta mediterránea que, de ser seguida al pie de la letra, podría entregarnos una mejor calidad de vida. Los espárragos son uno de los tantos deliciosos vegetales que entran dentro de este tipo de alimentación.


6. Pollo y chile picante

iStock / UPSOCL

Según esta investigación el chile rojo posee componentes que podrían ayudar a quemar más calorías. Al mezclar este elemento con un plato alto en proteína y bajo en grasas como el pollo, creas el platillo perfecto para perder peso.


7. Ensalada y huevos

iStock / UPSOCL

Según este estudio los huevos ayudan con la absorción de los carotenoides, al igual que el aguacate. Así que si quieres una ensalada súper poderosa, mezcla huevos cocidos, aguacate y tus verduras preferidas.


8. Té verde y limón

iStock / UPSOCL

Según Science Daily, el té verde contiene un poderoso antioxidante llamado catequina. El limón actúa reduciendo la descomposición de las catequinas, algo que le da, definitivamente, súper poderes a tu taza.

¿Comías algunas de estas combinaciones desde antes? ¡Cuéntanos!

Te puede interesar

Carne con costra al vino

5 septiembre, 2017