Por Lucas Rodríguez
4 enero, 2019

2. No deberías tomar de un vaso de agua que se quedó fuera toda la noche. Veredicto: Falso.

Al contrario de verdades universales como que no cocer un pedazo de carne de buey te puede hacer terrible al estómago o que una tostada con mantequilla siempre caerá de cara hacia abajo, hay muchísimos mitos en torno a la comida que no cuentan con una base así de sólida. 

Por suerte para todos, Peter Cassell es un experto en comida de la FDA (Food and Drug Administration), además de un alma lo suficientemente caritativa como para tomarse un tiempo de su ocupada agenda para ayudarnos a desmentir algunos de nuestros mitos. 

Aquí van los 8 más comunes y si son verdaderos o falsos. 

1. Tomar leche más allá de la fecha de expiración es muy peligroso.

Pixabay

Veredicto: No necesariamente verdadero. Siempre y cuando se trate de uno o dos días, es probable que no te pase nada. 


2. No deberías tomar de un vaso de agua que se quedó fuera toda la noche.

Pixabay

Veredicto: Falso. No le ocurre nada al agua si se queda en el ambiente. Solo cambiará de temperatura. Es muy simple: el agua no tiene ningún ingrediente que se pueda podrir


3. Si el chocolate empieza a perder su color o a ponerse algo blanco, mejor no lo comas.

Pixabay

Veredicto: Falso. No es que sean hongos o se esté descomponiendo, es simplemente la grasa separándose del cacao y subiendo a la superficie


4. La mantequilla debe refrigerarse, no dejarse a temperatura ambiente.

Pixabay

Veredicto: Verdadero. Si la dejas afuera, se pondrá rápidamente rancia e incluso, peligrosa. 


5. Siempre lava las frutas y verduras antes de comerlas.

Pixabay

Veredicto: Muy verdadero. La fruta y verdura se puede contaminar con muchísima facilidad, así que nunca te olvides de darle un buen lavado.


6. Comer huevos crudos te hará enfermar.

Pixabay

Veredicto: No necesariamente, pero puede que los huevos vengan contaminados, por lo que coserlos es una manera segura de prevenir cualquier contagio


7. Nunca deberías re-untar en las salsas.

Pixabay

Veredicto: Verdadero. Las bocas de las personas no son los lugares más limpios del mundo, por lo que llevar a una salsa algo que ya estuve dentro tuyo no solo es bastante asqueroso, sino que también peligrosísimo


8. Si llevas unas ensalada al trabajo, debes refrigerarla inmediatamente. De lo contrario, estará mala para la hora de almuerzo.

Pixabay

Veredicto: Verdadero. La mayoría de los ingredientes de las ensaladas pueden quedar malos con muchísima rapidez, por lo que no debes arriesgarte. 


Ahora que sabemos todo eso, nos podemos enfocar en resolver el misterio de las tostadas y los gatos